En ocasiones, e incluso después de unas semanas con nosotros, esta Orbea Oiz M Pro TR consiguió sorprendernos y también “ayudó” a que nos cogieran por sorpresa … Te explicamos: esta suspensión total, que nos garantiza Orbea que es para el XC “real”, es una maestra en hacerte sentir bien en cualquier salida en bicicleta, ya sea en competición, divirtiéndote con amigos o entrenando solo; es una “maravilla” entre las bicicletas de montaña.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Hay uno o dos puntos a mejorar, en general, pero las sensaciones son tan buenas que fácilmente dejamos pasar el tiempo y ni nos damos cuenta… Por eso decimos que la bici también nos ayuda a que nos cojan por sorpresa. ¿Ejemplo? El día que filmamos el vídeo que acompaña a esta reseña … Habiendo sido una buena compañera de entrenamiento al final del día, ese día nos relajamos un poco más con ella y ni siquiera recordamos que el horario de invierno ya estaba vigente … ¿Resultado? ¡Imágenes de “crepúsculo”!

Cuadro en carbono con … ¡1.740 gramos!

Nuestra Oiz es de la talla M…Nuestra protagonista, la M Pro TR, no es la versión mejor equipada y más cara de la gama, ya que todavía hay dos por encima, una con AXS y otra con XTR completo. Pero las diferencias están a nivel de equipamiento. La imagen/estética es la misma en todas.

Y es ese cuadro de carbono, con un peso ligero, lo que marca la diferencia en esta bicicleta, poniéndola al nivel de la mejor suspensión total de XC que hemos tenido la oportunidad de experimentar. Y ha habido varias …

Como se mencionó anteriormente en esta vista previa, este cuadro de carbono OMX resta 250 gramos a la generación anterior de Oiz. Si le sumamos el amortiguador, son 2.080 gramos, lo cual es notable. Luego están la geometría y la ingeniería…. destacables.

En otras palabras, la forma en que la marca utiliza el llamado Fiberlink para integrar el elemento de amortiguación trasera en el cuadro (visto en detalle) es ingeniosa y parece prestar atención a cada detalle: el cableado interno, los rodamientos de conexión del tubo, la estética muy conseguida, la guía de la cadena en el lugar adecuado, soporte de freno trasero “flat mount”…

La forma en que la marca utiliza el llamado Fiberlink para integrar el elemento de amortiguación trasero en el cuadro es ingeniosa.

Las vainas dan un aspecto y una sensación muy “corta” a la bicicleta, algo típico de las máquinas XC actuales. Son solo 430 mm, lo que reduce la distancia entre ejes. Y esto le da a esta Orbea gran versatilidad y un nivel extra de reactividad en los senderos más técnicos.

Suma a este aspecto también un manillar relativamente ancho (es el OC MP10 Mountain Performance Carbon, con 760 mm), teniendo más control en el paso de rocas, roderas, raíces… Con la suspensión bloqueada parece una rígida: acelera cuando “pisamos” a fondo los pedales….

¡Todo controlado!

De inmediato, si llega el momento de descender por una pista técnica con obstáculos importantes, la amortiguación completamente “desbloqueada” nos aporta, además de comodidad, una lectura muy precisa de las irregularidades. No tocamos las suspensiones, eran los ajustes de serie y se portaron muy bien.

El amortiguador es un Fox DPS Factory de 120 mm perfectamente integrado en el sistema de suspensión, mientras que en la parte delantera lleva una Fox 34 Float SC Factory 120 FIT4. Ambos con revestimiento Kashima.

Cuando hablamos de suspensiones “bloqueadas” y “desbloqueadas”, tenemos que destacar un sistema muy importante en la Orbea Oiz M Pro TR: el SquidLock.

Aquí, Orbea utiliza un sistema de bloqueo de suspensión (ambos al mismo tiempo) en tres posiciones diferentes.

En la posición que se muestra en la imagen siguiente, toda la amortiguación está bloqueada; en la posición intermedia solo hay un porcentaje de bloqueo, lo que es bastante bueno para senderos técnicos que suben donde necesitamos que las suspensiones no “bombeen” tanto pero que sigan manteniendo un poder de filtración para ayudar a superar obstáculos.

En la posición más adelantada, la amortiguación está completamente desbloqueada y tiene un recorrido máximo de 120 mm tanto delante como detrás. Para bajar y saltar, básicamente. Aparte de esto, es importante decir que toda la geometría responde bien al concepto que tenemos del XC, en nuestra opinión: perfecta para una vuelta “a tope” de 30 km como para una mucho mayor (de fin de semana y con amigos) de más de 100 km.

El objetivo es volver con una sonrisa en la cara, sin contratiempos y con los mínimos dolores corporales, y esta Orbea, como varias otras bicis de gama alta que hemos probado, ayuda mucho a conseguir estas sensaciones.

Como no somos profesionales, la bicicleta tal como viene de fábrica nos vale….aunque, aún así, podríamos haber hecho algún ajuste a nivel de la altura del manillar, por ejemplo…pero hay que decir que esta bicicleta “sienta como un guante”…

Una mirada especial…

Hay varios fabricantes que nos permiten hoy hacer algo muy interesante: configurar el cuadro de nuestra nueva bicicleta en cuanto a pintura. Orbea nos da esa oportunidad con el programa MyO y nos envió una versión cuyos colores no existen de serie, con una personalización muy especial.

Esta combinación de azules es espectacular (lo decimos porque el azul ¡es uno de nuestros colores favoritos!), con un tono más oscuro y efectos gráficos en la parte frontal del marco y en los extremos de las vainas cerca del eje. Un contraste que no deja indiferente a nadie.

Además de la estética, este programa también le permite cambiar algunos componentes en la lista de especificaciones de la bicicleta. En este caso de la Orbea Oiz M Pro TR, podemos cambiar el sillín (uno de los elementos que menos nos gusta de esta bicicleta, claramente para sustituir a corto plazo …), el tipo de eje de la rueda delantera y los frenos.

Es decir, por otros 249 euros podemos quitar el set de frenos Shimano XT M8100 e instalar un XTR M9100. ¿Vale la pena? En nuestra opinión, sí, ya que el rendimiento de frenado del XTR es fenomenal. Pero si crees que no es para tanto, no pasa nada ya que lo que aportan estos XT originales es más que suficiente para el tipo de uso que se le va a dar a la Oiz…

En cuanto al resto de componentes montados en esta Orbea, te detallamos a continuación algunos puntos importantes, antes de nuestra valoración final. Pensamos, de primeras, que el precio de la bicicleta es un “poco-demasiado” alto…pero luego comenzamos a usarla y pronto olvidamos esa percepción . Además, esta OIZ tiene detalles “encantadores” que realmente marcan la diferencia…

Algunos aspectos destacados:

Ruedas DT Swiss XR-1650

Ten en cuenta que estas ruedas que te mostramos venían en nuestra unidad, pero no forman parte de la lista de especificaciones de serie de la bicicleta (de serie incluye unas OC XC Team 30mm). Tenerlas implica pagar una cantidad extra, aunque no se cita en la ficha de la marca…Lo que notamos de estas DT Swiss es la buena relación habitual entre prestaciones y ligereza. Aceleran bien en pistas técnicas, especialmente al subir. DT Swiss indica un peso de 1.710 gramos en total para la pareja…

Tija telescópica

La tija telescópica propia de la marca, la OC2 Carbon con mando a distancia en el manillar posee un manejo muy intuitivo. No ha habido problemas de funcionamiento durante nuestras pruebas…

Sillín Selle Italia

No nos adaptamos bien a este modelo, por lo que sería una de las primeras cosas a cambiar si la moto fuera nuestra. Preferimos modelos un poco más cortos y con una ranura prostática en el centro.

Juego de bielas con plato de 34t…

Estas bielas Race Face son uno de los elementos que más nos gustan de la transmisión en su conjunto, por así decirlo. Y su guía cadenas se nos antoja esencial… ¿Si el 34t no es demasiado para un uso más trail? Creemos que es adecuado para el tipo de bicicleta que es.

Nuestra evaluación

¿Hay algo más que decir sobre esta “bonita” Orbea Oiz M Pro TR? Muy poco. Pero hagamos un breve resumen: esta es una bicicleta XC lista para cualquier uso que queramos darle dentro de este aspecto.

La geometría del cuadro sigue las tendencias del momento, con lo necesario para rendir en cualquier ámbito. El “departamento” de amortiguación te garantiza un comportamiento intachable en los senderos más accidentados y notamos un control fino cuando es necesario “tirar” de la bicicleta en la dirección que queremos que siga.

Las sensaciones que transmite son muy buenas y dan ganas de hacer cada vez más kms.

Es cierto que no es la opción más barata del mercado a este nivel de componentes, pero las sensaciones que transmite son muy buenas y dan ganas de hacer cada vez más km, sobre todo en un entorno donde las subidas y bajadas abunden, así como los “singletracks” más sinuosos…

Entre la oferta de la marca, nuestra M Pro TR es la mejor TR y, si no tienes intenciones de competir, diríamos incluso que su concepción de bicicleta “todo uso” es mejor que la de la XC. Es cierto que en el mercado hay bicicletas con precios similares y componentes más altos, pero la Oiz M Pro TR es una de las mejores….¡Recomendable!

Puntos positivos…

  • La forma ingeniosa y estéticamente refinada con la que Orbea “inventó” y concibió este cuadro, que integra a la perfección el sistema de amortiguación trasero: otorga una gran sensibilidad a la trasera y la aceleración es instantánea.
  • El programa MyO y la personalización que podemos hacer de cada nueva bicicleta Orbea. El problema hoy es encontrar bicicletas en stock. Quizás el nuevo servicio Orbea Rider Connect pueda ayudar…
  • Los múltiples detalles que hacen de la Oiz una bicicleta de XC muy equilibrada…

Puntos a mejorar

  • En la próxima generación, le pedimos a la marca que baje un poco el precio de esta versión. O amplíe la gama de algunos de los periféricos.
  • El sillín seleccionado por la marca para la Oiz no nos gustó. Es sólo un “detalle”, es cierto, pero eso puede marcar la diferencia. Fácil de resolver.
  • Puede ser fundamental hacer que una bicicleta se ajuste a la perfección…y es complicado. Podríamos cambiar algunos componentes que  complementar la geometría de la bicicleta, a diferencia de otras bicicletas que nos encajan de inmediato. Es verdad que es un punto muy subjetivo: lo que es así para un ciclista puede no serlo para otro.

Ficha técnica Orbea Oiz M Pro TR:

Cuadro: Orbea Oiz Carbon OMX, Fiberlink // Transmisión: Shimano XTR (Pulsadores XT) // Juego de bielas: Race Face Next-SL 34t // Amortiguador: Fox i-line DPS Factory 120 mm Kashima // Horquilla: Fox 34 Float SC Factory 120 FIT4 // Manillar: OC MP10 Mountain Performance Carbon, 760 mm // Ruedas: DT Swiss XR-1650 30 mm // Cubiertas: Maxxis Rekon Race 2.35 “120 TPI Exo TLR // Tija: OC MC20 Mountain Control, 31,6 mm, 125 mm // Sillín: Selle Italia SLR Boost // Precio: 5.799 €

Más info en…Orbea Oiz M Pro TR

Galería de fotos en detalle

Galería de fotos en acción…

También te puede interesar leer en GoRide…

A prueba! Cannondale Scalpel SE LTD Lefty (¡con vídeo!)

A prueba! Canyon Lux Trail CF 7 (¡con vídeo!)

A Prueba! BH Lynx Race Evo Carbon 9.5 (¡con vídeo!)

 

Jorge Lopes
Con más de quince años de experiencia en la creación y edición de contenidos en diversas áreas, es un adicto al deporte y, por supuesto, a la bicicleta. ¡Pero rara vez está en forma! Uno de los mentores del proyecto GoRide.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!