Gelu Carbon Creation es un fabricante portugués de componentes de carbono para ciclismo fundado por Anghel Ivanof en 2013. Es decir, en poco más de ocho años, esta empresa con sede en Alhandra, a las puertas de Lisboa, ha conseguido crear una oferta de manillares, tijas y sillines considerable (todos hechos de carbono puro). Pero es a este último grupo al que la marca presta más atención, con modelos originales en forma y funcionales en su uso, entre los que encontramos el sillín Gelu A-1 de nuestra prueba. De hecho, la especialidad de este constructor es en realidad los sillines, con un posicionamiento de nicho superior, con una alta carga tecnológica y calidad.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Pero lo más curioso es que hay algo que se confirma respecto a las conversaciones que tuvimos con Anghel en ese momento: Gelu es cada vez más la elección de ciclistas entusiastas y competidores por igual, de todos los rincones del mundo y desde varios ángulos. Carretera, BTT, grava, triatlón …

Y es a los practicantes de esta modalidad, por cierto, a los que Gelu les señala este sillín Gelu A-1 que tuvimos la oportunidad de probar, a pesar de haber descubierto que, naturalmente, este modelo acaba satisfaciendo las necesidades de cualquier ciclista.

En primer lugar, incluso antes de montarlo en la bicicleta de carretera, notamos que es un sillín ultraligero, ya que está construido íntegramente en fibra de carbono, como se mencionó anteriormente. Pesa 60 gramos, pero no transmite fragilidad, al contrario.

Parece robusto y “anatómico” para el cuerpo, y eso es lo que terminamos confirmando…

Pese al aspecto diferente a lo habitual, y al contrario de lo que pueda parecer a primera vista, el A-1 no nos penaliza en cuanto a comodidad y ergonomía después de varias horas. Sí, es increíblemente ligero y original en la forma, pero se maneja tan bien (o mejor) que los sillines de carbono más ergonómicos que hemos utilizado…

Hicimos más de 2.000 km con este sillín en carretera y sentimos que el “morro” (más corto) es algo a lo que nos acostumbramos rápidamente, sin problemas. Esta es una de las características que convierte a este modelo en un experto en Triatlón, al igual que la sección trasera, que cuenta con un gran agujero redondo diseñado para adaptarse mejor a los portabicicletas en la zona de transición de este deporte.

El Gelu A-1 es impresionante a la vista. Es una “pieza de carbono desnudo” que muestra la fibra de carbono entrelazada de la que está hecho este material compuesto y solo muestra las inscripciones de la marca y el modelo en blanco.

La carcasa puede estar acabada en mate (en la unidad probada) o brillante (barnizada). Ambas versiones le dan un aspecto deportivo y elegante. Sin embargo, estos atributos pueden hacer que el componente sea susceptible a rayones, por lo que se debe tener especial cuidado al apoyar la bicicleta contra una pared u otra estructura (incluidas las pintadas) que podrían marcar (no necesariamente dañar) el sillín.

La construcción de la A-1, con raíles ovalados ininterrumpidos de 6,5 x 8,5 mm que actúan como marco en el perímetro del sillín, aporta resistencia y rigidez, mientras que la forma anatómica y la apertura central anti compresión garantizan el confort .

No es un sillín perfecto, si es que existen, y la carcasa extremadamente delgada y rígida puede llevar a pensar en la falta de comodidad… Pero lo cierto es que en entrenamientos de más de cuatro o cinco horas, la (indiscutible ) rigidez no afectó seriamente la comodidad, ni siquiera la ausencia de tapizado reduce el mínimo rozamiento necesario para que el tejido del culotte no rebale y merme las prestaciones del ciclista…

Sin embargo, es sin duda en la división de peso pluma donde más se destaca la A-1, como es el caso de todos los sillines Gelu. Minimalista en todos los aspectos (mide 250 mm de largo y 124 mm de ancho), pero que permite un amplio ajuste y un peso máximo autorizado de hasta 115 kg.

Con solo 60 g (nuestra escala de precisión mostró dos gramos más, irrelevantes), reduce significativamente la masa en la zona intermedia de la bicicleta (en el eje vertical fundamental del sillín al juego de bielas), que es más notoria y sensible precisamente cuando nos levantamos a pedalear…

Luego está la cuestión del precio. Como cualquier producto tan “exótico” y elaborado íntegramente a mano, siempre será más caro que los producidos en mayor escala y volumen. Eso es 359 €, un valor alto considerando algunas propuestas competidoras de las marcas generalistas en este segmento.

Nuestra valoración

El sillín Gelu A-1, a primera vista, es un modelo dedicado al triatlón, pero muy versátil y digno de presencia en otros enfoques, dependiendo del gusto y objetivo del usuario.

Una opción que armoniza el peso por encima del resto, con tan solo 60 gramos, que es increíble. Y transmitir una comodidad (satisfactoria incluso después de varias horas), que es algo que a primera vista parece casi imposible de lograr, nos parece un éxito total ¡Gran construcción!

Puntos más positivos

  • El aspecto único y diferente al habitual, así como la idoneidad para cualquier bicicleta, especialmente para competir.
  • El fantástico peso de 60 gramos.
  • Construcción por métodos artesanales.

Puntos a mejorar

  • Sabemos que Gelu tiene sillines para todo tipo de enfoques en el mundo de la bicicleta, pero nos gustaría ver un modelo de este nivel que no esté tan orientado a la competición de triatlón. ¿Buscaría (incluso) más comodidad y versatilidad?
  • El precio es siempre uno de los puntos a los que nos referimos como “mejorable”, aunque entendemos el posicionamiento de la mayoría de las marcas premium.

Web oficial:

Gelu Carbon Creation

GoRide Team
Todo el equipo de GoRide alimenta este sitio como si no hubiera un mañana :) ¡Preferimos todo lo que implique divertirse en bicicleta!

    ¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!