Todos sabemos (o creemos saber) los beneficios de un sistema tubeless para nuestros neumáticos, pero como casi todo en esta vida, no siempre podemos extraer todo el potencial de los avances. Como muchos de esos avances ocurridos durante la historia del ciclismo, el tubeless tiene múltiples ventajas sobre otros sistemas, pero también tiene sus desventajas.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Si eres de los que pueden extraer todo el potencial al sistema tubeless, las pocas desventajas que pueda tener son perfectamente asumibles. Pero en otras ocasiones hay un nutrido sector de ciclismo a los que, o bien por no tener un enfoque competitivo o simplemente porque utilizan la bicicleta de manera ocasional, puede que esas desventajas tengan más peso que las ventajas. Queremos mostrarte todo lo que has de saber sobre el tubeless para que puedas saber si eres de un grupo o del otro.

Tubeless

Como ya sabrás, este sistema antipinchazos permite olvidarte de ese fastidio qué es tener que reparar en medio de un camino o en el arcén de una carretera los consabidos pinchacitos y/o reventones que,  desgraciadamente,  pueden surgir.

Líquido sellante y/o antipinchazos

A grandes rasgos, el tubeless se basa en un conjunto neumático-llanta que prescinde de cámara. Generalmente se inserta líquido antipinchazos para taponar los pequeños agujeros que se puedan producir.  Partes a destacar:

  • Neumático: ha de ser específico (tubeless o tubeless ready), ya que ha de poseer unos flancos o talones para sellar herméticamente con el aro o llanta. Además, estos neumáticos suelen estar reforzados tanto el la banda de rodadura como el los laterales,  poseyendo un poder antipinchazos mayor que un neumático estándar.
  • Rueda (llanta o aro): pocas son las marcas que ofrecen ruedas tubeless como tal (TL), que no tengan la necesidad de utilizar kits de tubelizacion (que sean herméticas en la zona de los radios y los labios lo suficientemente pronunciados para producir una hermeticidad absoluta). Pero sí es cierto que una rueda que no esté diseñada desde cero para ser tubelizada va a ser muy complicado conseguir que sea mínimamente hermética. Aquí es donde entran en escena las ruedas Tubeles Ready (TLR), capaces de funcionar con cámara y neumáticos estándar o de ser tubelizadas mediante los kits y neumáticos existentes.

Sección Tubeless Ready

  • Kit de tubelizacion: compuesto de un fondo de llanta específico (para evitar la pérdida de aire por los taladros de las cabecillas de los radios), una válvula independiente y un líquido sellante y/o antipinchazos (sirve tanto para sellar la llanta con el neumático como para taponar los eventuales pinchazos).

Detalle válvula TLR

Ventajas del sistema tubeless

  • Siempre y cuando utilices líquido antipinchazos o sellante, el poder antipinchazos de este sistema es muy alto, evitando las pérdidas de aire por los dichosos agujeritos que se puedan producir. Y no pienses que es un sistema que aporte beneficios solamente en la práctica del Mtb o el Gravel: los arcenes de las carreteras están llenos de partículas agresivas con nuestros neumáticos de carretera…
  • Al no existir cámara, no hay posibilidad de pellizcarla con la llanta, por lo que podrás rodar con presiones muy bajas, si es que es necesario, permitiéndote un poder de personalización muy alto para las diferentes condiciones.

  • No tener apenas riesgos de pinchazos (aunque existir, existen) te permite rodar muy relajado, concentrando tu atención en la conducción. Además, no necesitas cargar con material de “emergencia”…

Desventajas del tubeless

  • Inversión: el kit de tubelización es imprescindible, con su fondo de llanta específico y la válvula, así como el líquido antipinchazos. Pero es que si además no tienes un neumático Tubeless Ready (TLR), tendrás que hacerte con uno, siempre más caro que uno de cámara (puede, fácilmente, duplicar el precio). Y todo contando con que el aro/llanta es también TLR (te será muy complicado talonar un neumático TLR en un aro que no lo sea).
  • Mantenimiento: según cada fabricante, el líquido antipinchazos o sellante tendrá que ser sustituido entre dos y seis meses. Además, es recomendable en época de calor irlo chequeando, ya que puede secarse. Y si la bicicleta la tienes parada durante mucho tiempo, tendrás que mover las ruedas para que el líquido no se quede en el mismo sitio y se solidifique. por otro lado, para montar un neumático TLR necesitas bombas con mucha presión (muchas marcas ofrecen bombas para casa con estas propiedades) o tiras de un compresor de un conocido o de una gasolinera aunque, estos últimos cada vez son más complicados, especialmente en los que tienes que pagar, ya que están diseñados para suministrar una cantidad concreta a un neumático de coche…

  • Excesiva seguridad: salir con Tubeless está consiguiendo que muchos no lleven encima ningún tipo de solución (cámara de repuesto, parches para neumáticos,…) para un percance que pueda ocurrir. Los neumáticos TLR también se pueden pinchar o rajar (las piedras hacen estragos) de tal manera que el líquido no pueda taponar el agujero y en esas circunstancias, te quedas tirado. Además, manipular un neumático con líquido en medio del campo o de la carretera para poner una cámara o intentar solventar el problema es bastante engorroso.

 

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!