Trek ha compartido con los medios para que a su vez compartamos contigo, esta charla con Alain Prost sobre sus impresiones de una de sus pasiones: el ciclismo. Como comprobarás, es un ferviente seguidor tanto de la bicicleta de carretera como de la de montaña…

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Conversaciones con Trek…

Alain Prost, una auténtica leyenda de la Fórmula 1 en los años 80, nos habla de su pasión por el ciclismo y especialmente por el equipamiento. A lo largo de toda su carrera automovilística se le conoció como «el profesor», un apodo que aún le persigue en el mundo del ciclismo…’

Alain, fuiste el gran campeón francés de Fórmula 1 en los años 80 y 90, y a día de hoy sigues involucrado en varios proyectos relacionados con este deporte. ¿Puedes contarnos algo más?
“En realidad, nunca he dejado el mundo del motor. Actualmente me concentro en mi papel como embajador de Renault Alpin y director ejecutivo de Alpin Fórmula 1. A lo largo de los años, he desempeñado bastantes cargos. Se trata de un mundo apasionante que evoluciona constantemente y siempre es interesante permanecer en el mismo entorno aportando toda tu experiencia. Además de la Fórmula 1, también he tenido la oportunidad de dirigir un equipo de Fórmula E.”

Alain, sobre todo eres conocido por tu trayectoria en los deportes de motor, de hecho eres un competidor nato. Sin embargo, hay un deporte que desde hace años se ha hecho un hueco en tu vida y es el ciclismo. ¿Cómo y cuándo surgió este vínculo con el ciclismo?
“Fue en 1992, durante mi año sabático, cuando empecé a montar en bicicleta casi por casualidad. Siempre me ha apasionado el deporte en general, de hecho, salía a correr para prepararme físicamente en mis temporadas anteriores, pero empecé a sentir molestias en la rodilla. Como algunos sabréis, correr puede ocasionar mucha tensión en el tren inferior del cuerpo”.

“Fue por consejo de mi osteópata, y amigo, y a pesar de mis reticencias, que fui con él a comprar mi primera bicicleta de carretera, que por cierto fue una Trek 5500, uno de los primeros cuadros monocasco de carbono. Era un precioso cuadro que en aquella época me pareció técnicamente increíble”.

“Finalmente, unos meses más tarde, con algunos amigos, nos propusimos participar en L’Étape de Tour. Después de más de quince participaciones, el ciclismo sigue siendo mi deporte favorito, ya que es un deporte de amigos y me mantiene en forma. Yo añadiría que es un deporte bastante mágico porque cuando se practica con la suficiente seriedad siempre puedes lograr un buen nivel y sobre todo es menos exigente para el cuerpo que el running”.

¿Jugó el ciclismo un papel importante en tu preparación física durante tu carrera deportiva?
“La verdad es que no, porque empecé a practicar el ciclismo al final de mi carrera. Sin embargo, el ciclismo me permitió ponerme en forma muy rápidamente para mi último año de competición en la Fórmula 1. Además, el ciclismo es como una terapia para mí porque está la parte física, pero sobre todo la mental. Te sientes bien y por eso me parece un deporte mágico”.

“Esto también se aplica en el día a día. Si tienes problemas, una vuelta en bicicleta y dejas de pensar en ellos o, al menos, los problemas parecen menos importantes. Lo mejor de este deporte es que te permite desconectar de lo que ocurre en tu vida”.

En los paddocks eras conocido como «el profesor», ¿de dónde viene el apodo?
“Es una anécdota muy bonita que se remonta al campeonato de 1983. En aquel momento trabajaba con los ingenieros de Michelin y tratábamos de encontrar una solución a un problema en el desgaste de los neumáticos. Empecé a mezclar diferentes durezas de goma entre la parte delantera, trasera y en los laterales en contra de los consejos de los ingenieros. Pero al final funcionó y así surgió el apodo. Al principio casi me daba vergüenza porque me parecía pretencioso, pero durante casi 40 años este apodo me ha acompañado y hoy en día estoy bastante orgulloso de él. Creo que es bonito”.

“También debo decir que siempre he tenido una sensibilidad especial por el equipamiento, me gusta analizar, probar y sobre todo dar mi opinión para intentar mejorar lo que ya está hecho. En mi opinión, ésta es la clave del éxito”.

En tu opinión, ¿el equipamiento juega un papel importante en el rendimiento?
“Para mí, sí, pero hay más factores que entran en juego. Sin duda, está el aspecto psicológico, pero sobre todo el aspecto técnico. En cuanto empecé a montar en bicicleta, escuchaba a la gente decir que “no hay bicicleta mala, todo es una cuestión de piernas” y estoy absolutamente en desacuerdo con eso. No todas las bicicletas son adecuadas para todas las personas; en mi opinión depende de la experiencia, la morfología y la potencia”.

“Cuando combinas el equipamiento adecuado y la postura correcta que te ofrece comodidad y eficiencia, estos factores te aportarán automáticamente más rendimiento y placer a la hora de pedalear. Esto también ocurría en la Fórmula 1, solía pedir a mis mecánicos que limpiaran bien el coche cada vez que volvía a boxes porque para mí era imprescindible subirme a un coche que me hiciera sentir bien”.

¿Los deportes de motor y el ciclismo tienen esto en común?
“¡Totalmente! Claro que todavía no se puede comparar la F1 y el ciclismo en términos de tecnología, pero yo diría que la filosofía es la misma. Sobre todo si destacamos los increíbles avances tecnológicos de los últimos años en el mundo del ciclismo. Siempre hay cosas que mejorar y, afortunadamente, los reglamentos de los organismos internacionales establecen un marco porque, de lo contrario, seguiría evolucionando en todas las direcciones sin parar”.

¿Dirías que actualmente practicas el ciclismo motivado por el rendimiento?
“El ciclismo y la Fórmula 1 nunca han sido lo mismo para mí. Yo empecé a montar en serio en bicicleta a los 38 años, así que no tuve el mismo planteamiento. Aunque soy un competidor nato, mi relación con el rendimiento no es la misma. He competido en carreras de la FSGT, UFFOLEP, FFC, campeonatos de Francia, campeonatos mundiales master, pero siempre intento relativizar el rendimiento porque lo que cuenta es más el placer que siento en ese momento. Es el placer de la competición”.

“Es importante subrayar que hoy en día el nivel del ciclismo amateur, incluso a mi edad, es extremadamente alto. Cada vez hay más gente que tiene tiempo para montar, ex-profesionales o personas que siguen un programa de preparación específico que cumplen al pie de la letra. Tienen un ritmo muy fuerte y veo una gran diferencia entre los deportistas de ciclismo de los años 90 y los de ahora, donde el ritmo es mucho más exigente”.

¿Qué bicicletas Trek has tenido antes? ¿Qué bicicletas tienes actualmente? ¿Qué modelo son tus preferidos y por qué lo has elegido?
“He tenido bastantes bicicletas Trek a lo largo de estos años, todavía tengo mi primera Trek 5500 azul. Últimamente he estado montando con la Trek Madone SLR, pero ahora uso exclusivamente la Émonda SLR más reciente que me parece una bicicleta realmente impresionante por su versatilidad”.

“Trabajé mucho hasta dar con la postura adecuada realizado ajustes en el manillar y el sillín porque creo que es importante tener una bicicleta con la que te sientas perfectamente a gusto. Soy bastante exigente y considero que soy muy sensible a los pequeños detalles y variaciones cuando pruebo un nuevo componente o una nueva postura”.

“En lo que respecta a la bicicleta de montaña, tengo una Trek Supercaliber. Es una máquina similar a la Émonda: ligera, precisa y capaz en todos los terrenos. Esta bicicleta es realmente ideal para los senderos de la Provenza”.

¿Quién te proporciona soporte técnico para el ciclismo?
“Hace unos años tenía problemas de espalda. Ya no podía esforzarme en la bicicleta y cuando este tipo de dolor ocurre es bastante duro anímicamente. Incluso seguí el consejo de los médicos que me recomendaron parar durante 3 semanas. Nunca aconsejaría a nadie que lo hiciera, porque cuando lo retomé de nuevo me dolía aún más y psicológicamente era terrible”.

“Un día que estaba de vacaciones en mi casa de la Provenza, conocí por casualidad a una persona llamada Eric durante una salida en grupo. Es propietario de una tienda de bicicletas llamada Provence 2 roues en Saint-Remy-de-Provence”.

“Le conté mis problemas de espalda y empezamos a analizar juntos diferentes factores como la bicicleta, mi postura, mis ajustes. Examinó con mucha preocupación y cuidado todos mis problemas. Eric está acostumbrado a trabajar con ciclistas profesionales y me tranquilizó saber que tenía mucha experiencia en este tipo de problemas. Finalmente, después de muchos estudios de Fit y algunos meses de trabajo, mi dolor de espalda cesó”.

“Tengo que decir que formamos un buen equipo, porque disfruto mucho trabajando con personas tan expertas que saben escuchar y compartir su experiencia. Sigo creyendo que siempre se puede mejorar, y eso es lo bueno del ciclismo. Es un proceso de aprendizaje constante”.

¿Tienes algún objetivo y/o reto personal en el ámbito del ciclismo para el futuro a corto plazo?
“He tenido una época un poco complicada con algunos problemas en la rodilla y de fatiga, pero me gusta centrarme en un objetivo y este año será el campeonato del mundo en octubre. Estoy pensando en participar en algunas carreras de la FFC y en algunos eventos de ciclismo para prepararme para la fase clasificatoria que se celebrará en Suiza”.

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!