En los últimos tiempos los fabricantes de bicicletas están básicamente optando por dos disposiciones distintas del amortiguador. Una de ellas, ubicado de manera vertical y paralela al tubo del sillín.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

No hay unanimidad entre los fabricantes: cualquier disposición es usada en las diferentes modalidades de MTB…

La otra forma es colocarlo de manera paralela bajo el tubo superior del cuadro. Cada una de ellas tiene sus ventajas y sus inconvenientes pero, como habrás observado al ver las bicicletas existentes en el mercado, son sistemas igual de válidos ya que los fabricantes no se ponen de acuerdo en emplear uno de los dos sistemas, habiendo disparidad sea cual sea la modalidad de Mtb.

Ventajas (teóricas) de cada sistema

Disposición horizontal del amortiguador

1.Su colocación mantiene la línea de acción de los tirantes (empujan a través de la bieleta de forma lineal), lo que supone que el amortiguador reciba la fuerza en el mismo sentido, de manera muy directa. Esto significa que hay menos perdidas de fuerza, lo que implica una respuesta muy inmediata del amortiguador y una sensibilidad muy alta.

2.El estar colocado en esa posición ha permitido, generalmente, poder ubicar dos portabidones en el hueco del triángulo principal, algo muy bienvenido sobre todo en la categoría de Cross Country y más de cara a realizar rutas o pruebas de largo recorrido.

3.Cuando no se dispone de un mando remoto para el bloqueo de suspensiones esta disposición del amortiguador permite ser manipulado en marcha más fácilmente y así seleccionar tanto el bloqueo como la plataforma de pedaleo.

Disposición vertical del amortiguador

1.Su colocación permite que el centro de gravedad sea más bajo y concentrado alrededor del eje de pedalier. De esta manera se consigue que la bicicleta se pueda mover y cambiar de posición con más facilidad.

2.El poder colocar el amortiguador de manera “normal” o invertida da mas juego a los fabricantes a la hora de buscar el comportamiento perfecto y el mejor centrado de masas.

3.En la disposición horizontal no es posible hacer un sistema de suspensión con amortiguador flotante mientras que en la disposición vertical sí que lo es, lo que permite a los fabricantes mayor libertad a la hora de diseñar dichos sistemas e imprimir comportamientos muy variados.

Conclusión

No hay unanimidad entre los fabricantes a la hora de posicionar el amortiguador en sus cuadros. Es cierto que por tradición se ha solido asociar el amortiguador vertical a bicicletas con grandes recorridos, ya que el sistema de suspensión que se adopta para comprimir este amortiguador permite una “ratio” en la desmultiplicación del recorrido amplia, por lo que con amortiguadores no excesivamente largos se consiguen grandes recorridos de suspensión.

Mientras que los amortiguadores posicionados debajo del tubo superior consiguen, por otro lado, buenas prestaciones para el Cross Country o similares, modalidades que no requieren de larguísimos recorridos. Además estos esquemas suelen disponer de componentes más pequeños, lo que implica menos peso.

También te puede interesar leer en GoRide…

Cultura ciclista: todos los secretos de los sistemas de suspensión trasera

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!