Ganador de la Vuelta a Turquía hace unos días, el neozelandés Patrick Bevin (Israel Start-Premier Tech) confirmó su buen estado de forma y se impuso, ayer viernes en la tercera etapa de la Vuelta a Rumania, superando, en el sprint largo, a en Valbroye, el inglés Ethan Hayter (Ineos Grenadiers) y el australiano Rohan Dennis (Jumbo-Visma).

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Dennis, con los cuatro segundos que acumuló como bonificación al final de la jornada, reforzó el mando de la clasificación general en la víspera de la ‘etapa reina’, el sábado. El poseedor del maillot verde, símbolo del líder de la carrera suiza, tiene una ventaja de 14 sobre Patrick Bevin, el nuevo vicelíder, mientras que el austriaco Felix Grossschartner (BORA-hansgrohe) descendió al tercero, a 18 segundos.

Los 165,1 kilómetros de media montaña, con cinco ascensiones de tercera categoría y salida y llegada en Valboye, supusieron pocos cambios en la ‘general’, que se decidirá en la etapa de alta montaña del sábado, con varias ascensiones de primer nivel, y el domingo, una crono-escalada.

La etapa de ayer estuvo animada por una escapada de tres componentes, el campeón francés Rémi Cavagna (Quick-Step Alpha Vinyl), su compatriota Nans Peters (AG2R Citroën) y el letón Krists Neilands (Israel Start -Premier Tech). A unos 15 kilómetros de la meta, el grupo estaba atrapado y los equipos se preparaban para otra llegada al sprint, como en los días anteriores.

“Todas las victorias son importantes, actualmente el nivel es tan alto…”, comenzó diciendo Patrick Bevin, al final de la etapa. “Es mi primera victoria en el World Tour esta temporada, que ha sido muy difícil para el equipo. Pero hemos luchado en cada carrera, hemos ido progresando… y el equipo ha despertado. Si forzamos la puerta con insistencia, acaba abriéndose”, explica el ‘kiwi’ de 30 años.

“Las duras subidas al final me agradaron. Ayer estaba cubierto para el sprint, pero hoy me moví para estar en una buena posición y asegurarme de que no podía ser superado por un oponente más rápido”, agrega Bevin, cuya próxima carrera será la Vuelta a Hungría.

La etapa del sábado, que discurre de Aigle a Zinal, a través de 180,1 kilómetros de montaña, con cinco subidas de primer nivel y una de segundo, provocará seguro cambios en la clasificación general.

GoRide Team
Todo el equipo de GoRide alimenta este sitio como si no hubiera un mañana :) ¡Preferimos todo lo que implique divertirse en bicicleta!

    ¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!