Después de tener, los fabricantes de frenos de disco, que convencer a medio mundo de lo recomendable de su utilización, como a la UCI, venimos desde GoRide a poner en duda las excelencias de los frenos hidráulicos de disco…..¡nada más lejos de la realidad! En nuestro afán por desgranar cualquier aspecto relacionado con nuestra pasión, el ciclismo, queremos darte nuestro punto de vista acerca de la injusta defenestración que están sufriendo los frenos para “rims” (llantas) de zapatas.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Estos frenos de puente totalmente carenados los hemos podido ver en este Giro’21 en las Pinarello Bolide TT del equipo Ineos

Los frenos de puente con zapatas evolucionaron hasta el sistema más actual de doble pivote, con unas prestaciones muy aceptables y una regulación más sencilla que otros precedentes. Los fabricantes, llevados por las tendencias más actuales y la fiebre tecnológica que vivimos en general, han ido desechando este sistema en sus bicicletas de gamas medias-altas (en las bajas, por aquello de los costes se siguen manteniendo). Pocas son las marcas que aún conservan cuadros diseñados para albergar este sistema de frenos. Queremos darte una visión extensa de lo que pensamos tras analizar con detalle ambos sistemas de freno; no pretendemos echar por tierra todo el estudio que llevan detrás los frenos de disco (y que rinden de maravilla), pero sí que puedas tener datos para tu veredicto final.

Fundamento de funcionamiento: por qué creemos que los frenos de puente siguen siendo una opción válida

Puente de doble pivote de sistema de frenos mecánico

Los frenos de puente con zapatas tienen una concepción muy simple que hace que su rendimiento sea muy alto, es decir, no necesita de grandes avances tecnológicos ni elementos muy caros para ofrecer unas prestaciones que se han mostrado (ojo, y se siguen mostrando, no hay más que ver las bicicletas que utiliza el equipo vencedor del Giro, el Ineos) muy competitivas. Conceptos básicos:

1. La gran ventaja que tienen es que la fuerza de frenado se aplica en la llanta de la rueda. Su gran  diámetro (622 mm) hace que, a poca presión, la potencia que se traslada a la propia rueda y que hace que la bicicleta se detenga sea muy alta. Si lo comparas al diámetro de un disco (140 o 160 mm) verás de qué te hablamos.

2. Al ser menor la fuerza de frenado y al estar ejercida prácticamente en el mismo neumático, la torsión de la rueda es menor, por lo que los radios sufren menos, produciéndose menores destensados de radios y descentrados de la rueda. Además, un disco ejerce la fuerza de una manera asimétrica (está en un lado del buje), mientras que los puentes actúan de manera simétrica. Ello permite realizar ruedas menos reforzadas, más económicas.

3. Por otro lado, al ser mayor la pista de frenado, no se producen calentamientos con tanta frecuencia, permitiendo un rendimiento sin desfallecimientos.

El aroma a clásico que desprenden los frenos de puente sigue siendo buscado por muchos usuarios

4. Es cierto que en el mtb han terminado casi por desaparecer pero los sistemas V-Brake poseían un inconveniente y es que tenían que salvar una anchura considerable de neumático lo que implicaba el tener que aplicar mucha fuerza a la maneta, produciéndose destensados del cableado muy frecuentemente. En el caso de las monturas de ruta ese problema es menor.

Ventajas y desventajas de cada sistema

Nos hemos extendido un poco con los sistemas de puente y zapatas porque parece que hemos ido olvidando sus carácter más destacables y queremos que juzgues en igualdad de condiciones,  así que a continuación te contamos las ventajas y desventajas (a nuestro modo de ver) de cada sistema:

Sistema de puente doble pivote de zapatas:

Ventajas

  • Peso: aunque se van reduciendo diferencias,  este sistema es menos pesado que un sistema hidráulico.
  • Mantenimiento: aunque es más continuado (ajuste por destensado), su mantenimiento es fácilmente realizable por cualquier usuario, lo que hace que se abarate.
  • Coste: en caso de roturas de componentes, estos son más asequibles.  Romper una maneta en una caída es menos doloroso  que un sistema hidráulico.

Los frenos de puente y zapatas tienen aún mucho que decir

  • Romanticismo: cada vez quedan menos pero sigue habiendo un nutrido numero de usuarios que siguen prefiriendo componentes con sabor a clasicismo.

Desventajas:

  • Climatología: la pérdida de rendimiento de este sistema cuando la lluvia aparece (mucha lluvia, claro) es notable.
  • Carbono: algunas ruedas en fibra de carbono que no incorporaban buenas pistas de frenado ofrecían una nula resistencia, lo que implicaba que casi no frenaran las zapatas. Hay que poner zapatas especiales para el carbono.
  • Desajuste por destensado: es lo que tiene depender de un cable de acero trenzado.
  • Pocas opciones: hacerse hoy con una bicicleta de gama media-alta con este sistema es casi misión imposible.

Los frenos de puente y zapatas siguen ganando carreras a los mandos de los corredores más laureados

Sistema de accionamiento hidráulico de discos

Pinza de disco de sistema de frenos hidráulico

Ventajas

  • Climatología: da igual que llueva o nieve, tanto por la composición de las pastillas como por la rapidez de secado de los discos,  el rendimiento de los frenos de disco no se resiente.
  • Dosificación: podemos regular el aporte de la potencia a los frenos de una forma menos brusca, ya que el sistema hidráulico es más sensible que uno accionado por un cable.
  • Mantenimiento: se mantiene en forma mucho más tiempo que uno mecánico, sin necesidad de ser ajustado continuamente aunque es cierto que en el momento que tengas que”meterle mano” has de tener cierta experiencia o destreza.
  • Valor de reventa: la mayor actualidad de este sistema de frenado hace que la venta de segunda mano de bicicletas con discos sea más fácil, hay más demanda. Además, los usuarios más tecnológicos, ávidos de las últimas tendencias, estarán más por la labor de usar este sistema de frenado.

Desventajas

  • Peso: no es que hablemos de diferencias abrumadoras pero si eres un obsesionado del peso has de saber que este sistema es más pesado.
  • Componentes: son, en general, más caros lo que supone que, en caso de sustitución por una caída el desembolso es mayor en comparación a los mecánicos.
  • Mantenimiento: no es que haya que estar continuamente manipulando estos frenos como los de puente pero sí que es cierto que cualquier labor es mucho más compleja: purgar el sistema es más laborioso, operación más enfocada a ser realizada por un profesional (“meter” mano al depósito de las manetas no es cualquier cosa).

Los frenos de disco tienen un buen rendimiento en bajadas prolongadas

El sistema de frenos de disco hidráulicos solventa problemas del sistema de puente y zapatas, pero no los supera con holgura

Conclusión

Como te hemos comentado, las conclusiones has de sacarlas tú con los datos que tienes y con los que hemos dado. Seguramente, tras leer este artículo pensarás: “vale, ¿y cuántas opciones de bicicletas nuevas con sistema mecánico de puentes tengo?” Efectivamente el mercado es muy pequeño. Lo que pretendemos con este informe es que no deseches la opción mecánica, que no vendas tu bicicleta por el hecho de que no parezca actual, que, si tienes la oportunidad de hacerte con una montura que lleva este sistema, dala una oportunidad. Piensa que si a muchos profesionales les sigue gustando este sistema y siguen ganado carreras con él, por algo será.

También te puede interesar leer en GoRide…

Cultura ciclista: todo lo que has de saber sobre los líquidos de freno

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!