Hace unas temporadas pudimos observar cómo, debido al boom de la bicicleta, muchas marcas se afanaron por ofrecer modelos específicos para mujer o directamente lanzar al mercado marcas hermanas destinadas exclusivamente a las mujeres. Sin embargo, ese crecimiento ha ido poco a poco menguando y en la actualidad el número de opciones específicas es calcado al de hace esas pocas temporadas.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Te preguntarás si el hecho de que las marcas no hayan ido introduciendo más modelos para mujer responde única y exclusivamente a un factor económico (porque no se venden muchas) o porque realmente no son tan necesarias como nos hicieron ver en su momento. En GoRide hemos analizado las características de algunas de las monturas y también las necesidades diferentes que tienen las mujeres para extraer una conclusión y es que, a nuestro modo de ver, sí son necesarias las bicicletas específicas para mujer.

¿Qué hace diferentes a una mujer y a un hombre?

Una mujer y un hombre tienen una fisonomía diferente, lo que a primera vista nos llevaría a pensar que las necesidades de cada uno implican características distintas en las bicicletas. Por norma, una mujer y un hombre de la misma estatura difieren en lo siguiente:

1.El hombre suele tener una proporción entre el tronco y las piernas distinta a la mujer: esta última generalmente tiene unas piernas más largas que el hombre y, en consecuencia, un tronco más corto.

2.La particularidad anterior hace que la mujer, en comparación, tengan los brazos más cortos que el hombre, así como una distancia entre los hombros menor.
3.También hay que destacar que las mujeres tienen las caderas más anchas en comparación a los hombres.

Y esas diferencias morfológicas, ¿en que se ha de traducir hablando de la bicicleta?

Una bicicleta por norma basa su tallaje en la longitud de la pierna del ciclista y en base a esta medida y a la estatura total se va confeccionando la geometría de la bicicleta. Si nosotros cogemos cómo patrón las dimensiones de un hombre es evidente que hay cotas del cuadro que no casarían a la perfección con las necesidades de la mujer. Y es que, si como hemos mencionado la mujer posee las piernas más largas y el tronco y los brazos más cortos así como una mayor anchura de caderas, es lógico pensar que habrá algunas medidas de la bicicleta que al hombre le sienten como un guante y a la mujer no; o viceversa.

En los últimos tiempos, hay un número importante de bicicletas que en su ficha técnica indican que el tallaje es unisex. Si eso fuera cierto extraeríamos varias conclusiones: una, que estas bicicletas le vienen bien a los hombres y no a las mujeres; dos, que estás bicicletas le vienen bien a las mujeres y no a los hombres; tres, que estás bicicletas valen aceptablemente para mujeres y hombres; y cuatro, que estas bicicletas no cuadran a la perfección ni con unas y con otros. Con esto queremos decir que es posible que la mayor parte de las monturas se sigan diseñando en patrones masculinos.

Después del repaso a las diferencias entre mujeres y hombres, podemos concluir en las particularidades que debería tener una bicicleta específica para mujer:

1.Una talla de mujer basada en la longitud de pierna implicaría en una montura de hombre un alcance del cuadro o “reach” amplísimo, lo que no le permitiría a la ciclista posicionarse cómodamente. Esto quiere decir que una bicicleta específica para mujer debe tener un “reach” y “front-center” más corto o pequeño.

2.Como hemos también mencionado que la mujer, por norma, posee brazos más cortos y la anchura entre hombros es menor, por lógica una bicicleta de mujer no debería instalar un manillar extremadamente ancho o una potencia relativamente larga.

3.Esa mayor anchura de caderas que hemos mencionado hace necesario la instalación de sillines algo más anchos. Es cierto que en disciplinas donde se requiere mucha libertad de movimientos, como en el Trail o en el Enduro, la norma es disponer de sillines bastante amplios. En otras disciplinas como el XC o en la Carretera, se ha estilado tradicionalmente el uso de sillines muy estrechos para no restar fluidez al pedaleo.

Sillín SD:ON de Canyon para mujer

Sin embargo en los últimos tiempos los profesionales del XC están optando por instalar también en este tipo de monturas sillines más anchos dado el cambio en el enfoque competitivo actual, por lo que muchas marcas ya están incorporando sillines en sus XC con la suficiente anchura como para ser válidos también para una mujer. Pero aún así, existen en el mercado multitud de opciones específicas para mujeres más que recomendables.

 

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!