No es normal ver a una marca de bicicletas embarcarse en “experiencias” en la creación y lanzamiento de dispositivos de este tipo. En este caso, el ciclocomputador Giant Dash M200 nos parece fruto de una “experiencia” de este tipo, precisamente. Y eso es algo bastante bueno.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Bueno en dos sentidos: hay otra opción más a la hora de elegir un GPS para la bicicleta, y vemos a un gran fabricante de bicicletas (y también de componentes y accesorios) como Giant “darle la mano” a una marca con poca expresión en el segmento de los ciclocomputadores.

Sí, porque Giant, a pesar de tener el logo claramente visible en este Dash M200, no es el fabricante original del GPS. Es Stages Cycling quien produce el dispositivo, que ya existía en el catálogo de la marca, siendo este el Dash de 3a generación.

Pero vayamos al propio GPS, ya que es un equipo relativamente reciente, lo que siempre supone novedades en cuanto a prestaciones, diseño, montaje, etc. Y así sucede…

¿Vertical u… horizontal?

Y empezamos por lo que es realmente diferente a la mayoría de ciclocomputadores que conocemos hoy en día: el Giant Dash M200 se puede utilizar tanto en vertical, la posición “nativa” de un GPS de ciclismo, como en horizontal, una posición menos habitual en este contexto.

Cabe destacar que podemos cambiar entre las dos posiciones sin tener que mover el soporte de instalación en el manillar, ya que está diseñado para alojar ambas disposiciones.

Y también se puede utilizar con GPS de otras marcas, concretamente Garmin.

Es un soporte para colgar, para instalar en el manillar, que viene incluido. Ningún otro tipo de accesorio sale de origen para este fin, al contrario de lo que ocurre con los modelos de la competencia al mismo precio de 279 euros.

Cambiar entre las posiciones vertical y horizontal no es algo que recomendamos hacer mientras te mueves, eso sí. Es un movimiento de rotación que requiere un ligero ajuste final, mejor hacerlo con la bicicleta parada.

Luego solo hay que ir a los menús del GPS y cambiar la configuración de vista horizontal, ya que el cambio no es automático (como ocurre cuando giramos el Smartphone, por ejemplo).

También podemos incluir esta definición en uno de los perfiles que podemos crear en el ciclo informático. Esto es útil, como sabemos, cuando se usa el dispositivo con más de una bicicleta.

Un perfil para carretera, por ejemplo, otro para MTB (y quizás incluso otro para e-bike…). Diferentes pantallas seleccionadas para presentación, opciones de visualización y muchas otras configuraciones “personalizadas”.

Pantalla ‘no’ táctil de 2,2”

Al no ser táctil, la pantalla de Stages Everbrite es de 2,2 pulgadas y presenta todo el contenido de forma muy organizada, y el sensor de luz automático cumple su cometido.

Colores naturales en los mapas y, aún en relación con el tamaño de la pantalla, quizás este nivel sea el mínimo para poder mirar la pantalla y navegar con éxito al mismo tiempo. Se debe tener cuidado en el modo de visualización donde el mapa comparte espacio de pantalla con campos de datos e información.

Por cierto, este es un GPS que puede mostrar hasta 14 datos diferentes al mismo tiempo en la pantalla, algo que bate el récord. Los modelos de la competencia admiten cinco espacios menos que estos 14 posibles de definir en este Dash M200.

Todo personalizable, por supuesto, incluso más con la ayuda de la aplicación para smartphone Stages Cycling App (gratuita). Un apunte por el hecho de que la pantalla “sufre” un poco con los reflejos provocados por el exceso de luz ambiental o la luz solar que incide directamente sobre ella.

El control de los menús se realiza con los cuatro botones que vemos junto a la pantalla y será cuestión de costumbre hasta que consigamos navegar por todas las opciones de forma rápida y sencilla.

En el lateral solo hay un botón, el de encendido y apagado (acumula otras funciones por momentos), y se nota otra cosa: a veces hay que apretar un poco más los botones y esto hace que el soporte y el GPS se “hundan” un poco . Sin embargo, nada es demasiado problema. Con guantes responden bien.

Construcción ‘a medida’

Por otro lado, la construcción de todo el equipamiento está en línea con el monto demandado por el mismo. No parece ser el más resistente del mercado en caso de caída o colisión, pero seguro que tampoco será maltratado.

Pesa 76 gramos, lo cual es algo muy positivo, y las medidas de 81 x 51 x 22 mm corresponden quizás al tamaño medio del mercado actual. Ni grande ni pequeño. Quien busque un modelo con una pantalla más grande, pues sí, tendrá que tener un GPS físicamente más grande.

Todavía no hemos probado este Giant Dash M200 con temperaturas más bajas, pero con el calor todo va bien. Y también con una buena lluvia, es decir, la certificación IP57 garantiza la protección contra la lluvia, el sudor, las salpicaduras, la arena, el polvo.

Antes de hablar de autonomía y conexiones, dos aspectos fundamentales en un ciclocomputador, os dejamos algunos datos de utilidad: en primer lugar, la capacidad de almacenamiento interno de 16 GB. Mas que suficiente. Luego, la presencia de un barómetro y un sensor de temperatura, dos elementos que pueden venir muy bien para los más “pros”.

‘Acción’ rápida

La conexión rápida a los satélites es un punto a favor. Además de GPS, Stages habla de compatibilidad con QZSS con SBAS (WAAS, EGNOS, MSAS y GAGAN). Pero lo que realmente importa es que el GPS esté listo para actuar rápido, esto en espacios al aire libre.

Además, están presentes las conexiones Bluetooth y Ant+, especialmente útiles para establecer relación con rodillos inteligentes, potenciómetros, sensores de velocidad y cadencia, luces, etc. Presta atención a la compatibilidad al comprar estos accesorios. En nuestras pruebas, los sensores de cadencia y velocidad del kit de Garmin funcionan.

También en relación al Bluetooth, cabe destacar que por este medio se garantiza la conexión con el smartphone para que recibamos notificaciones en tiempo real y para subir automáticamente las vueltas a Strava, TrainingPeaks u otras plataformas similares. También tiene Wi-Fi.

Todo transcurre con relativo éxito y con la ayuda de la mencionada app Stages Cycling, que sirve incluso para realizar la configuración inicial de este M200. Incluso diríamos que este es un paso que no se puede hacer de otra manera…

Autonomía contenida

En cuanto al consumo de energía, nuestras experiencias hasta el momento muestran una autonomía media en torno a las siete horas en uso normal, sin estar en modo ahorro de energía (lo que supondrá, estimamos, un 20% más de autonomía).

Esto se compara con las 10 horas que indica la marca incluso al activar conexiones Bluetooth, potenciómetros y sensores de frecuencia cardíaca, por ejemplo. Con estos complementos, la batería durará inicialmente la mitad de lo esperado.

En resumen: cualquiera que quiera cambiarse de las marcas más comunes y fuertes de ciclocomputadores, tiene aquí una opción que merece atención, y no solo “vestir los colores” de Giant por ahora.

Un GPS que no está al nivel de los tope de gama que conocemos, pero que, por el precio de 279 euros, resulta muy efectivo en la misión para la que se propone. Y esto sabiendo que tiene varias limitaciones y puntos que en futuras versiones hay que mejorar.

Nuestra experiencia ha sido buena, lo confesamos, pero te aconsejamos que veas y pruebes este modelo “en vivo y en color”, si es posible, ya que transmite sensaciones muy singulares.

Especificaciones del Giant Dash M200

  • Pantalla Stages Everbrite de 2,2” color, no táctil, con sensor de luz automático
  • Certificación IP57
  • Señal GPS y QZSS con SBAS (WAAS, EGNOS, MSAS e GAGAN)
  • Acelerómetro, barómetro y termómetro
  • Compatible con soportes Garmin
  • Peso: 76 g
  • Dimensiones: 81 x 51 x 22 mm
  • Conexiones: Bluetooth, Ant+ e Wi-Fi
  • Batería recargable por mini USB
  • Autonomía media indicada por la marca: 10 a 11 horas
  • Autonomía media verificada por nosotros: 6 a 7 horas
  • Compatibilidad con sensores de ritmo cardíaco, velocidad, potencia y cadencia
  • Almacenamiento interno: 16 GB

Galería de fotos (clica en ellas para aumentarlas)

En esta prueba:

  • Texto: Jorge D. Lopes
  • Vídeo y fotos: Jorge D. Lopes

Más info en…Giant Dash M200

Jorge Lopes
Con más de quince años de experiencia en la creación y edición de contenidos en diversas áreas, es un adicto al deporte y, por supuesto, a la bicicleta. ¡Pero rara vez está en forma! Uno de los mentores del proyecto GoRide.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!