Gobik y el equipo ciclista INEOS Grenadiers lanzan una evolución en el ciclismo con el nuevo Singularity 2.0 en vísperas del Tour de Francia. “Esta prenda de alta tecnología revoluciona el traje de contrarreloj más que nunca y dará al equipo británico una ventaja cuando dispute las próximas contrarrelojes en Francia”, leemos en la nota de prensa facilitada por el fabricante de prendas.

El objetivo de la creación de un traje tan especializado era optimizar el rendimiento a diferentes velocidades, con diversas orientaciones del
viento. De esta manera se ofrece un traje que maximiza su capacidad de adaptación a condiciones específicas dentro de la carrera.

Hay que destacar que ya desde la propia firma del acuerdo de patrocinio técnico, “Gobik y el INEOS Grenadiers han trabajado juntos con precisión quirúrgica para optimizar la aerodinámica y el rendimiento de las prendas
específicas de contrarreloj”, asegura Gobik.

“El Singularity 2.0 es el producto de 30 prototipos desarrollados a lo largo de la temporada en colaboración tanto con INEOS Grenadiers como con los equipos técnicos de Gobik” (Gobik).

El proceso de desarrollo ha sido laborioso y ha implicado la asistencia de Gobik a todas las sesiones de pruebas con el INEOS Grenadiers. De cada sesión se extraían unas conclusiones para poder perfeccionar el traje que se ponían ‘sobre la mesa’ mediante reuniones semanales de revisión entre ambos equipos técnicos. Cada traje de contrarreloj se ha diseñado a la medida de cada corredor.

 

“Este proyecto ha sido una verdadera proeza de ingeniería, con un equipo de cinco expertos de Gobik dedicados exclusivamente a su desarrollo”, asegura Gobik…

A nivel constructivo, gracias a la superposición de diversos materiales y a la evolución en el diseño, se han producido mejoras sustanciales en el Singularity 2.0 en comparación con las versiones anteriores. “Los ajustes del patrón y la geometría probada aseguran la colocación óptima de cada costura y panel, garantizando una personalización completa para cada ciclista”, prosigue el fabricante.

“La contrarreloj es un arte de la ciencia, y las pruebas en el túnel de viento son clave en el proceso de conseguir el mejor paquete para tales pruebas. Puedes entrenar todo lo que quieras, pero si no eres lo suficientemente aerodinámico no vas a poder ser competitivo” (Carlos Rodríguez).

Este traje ya se probó en el Giro  de Italia “en la primera contrarreloj del Giro de Italia, cuatro de los cinco primeros corredores eran del INEOS Grenadiers que utilizaban la versión anterior del traje, y en la segunda contrarreloj, Filippo Ganna se alzó con la victoria con la última versión”. Veremos qué tal les va en el inminente Tour de Francia. Y es que las mejoras conseguidas con el nuevo traje oscilan entre el 2 y el 5%, lo que representan una ventaja significativa en las pruebas contrarreloj.

Crédito de las fotos: Gobik

GoRide Team
Todo el equipo de GoRide alimenta este sitio como si no hubiera un mañana :) ¡Preferimos todo lo que implique divertirse en bicicleta!

    ¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!