Se acerca una época en la que la climatología cambia, apareciendo el agua y, como consecuencia, la suciedad a gran escala….Como cualquier otro tipo de equipamiento, el calzado de ciclismo necesita unos mínimos cuidados y mantenimiento para que resulte efectivo y cómodo, además de alargar de esa forma su vida útil (en la medida de lo posible).

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Lógicamente, el calzado de montaña, por estar sometido al contacto con un medio mucho más exigente, necesita de un cuidado más continuo y exhaustivo, pero no por ello debemos olvidar que el de carretera también ha de ser mantenido…

1.CUIDADOS BÁSICOS

1.- Guardar el calzado en lugares frescos y secos, lejos de fuentes de calor.
2.- Evitar dejar las zapatillas en el interior del coche, donde pueden sufrir temperaturas muy altas durante periodos prolongados, lo que podría producir deformaciones de la cubierta y plantillas.

3.- No poner nunca en contacto el calzado de ciclismo con líquidos o productos químicos agresivos que pudieran alterar y estropear sus materiales.

2.LIMPIEZA

La limpieza es, sin duda, un aspecto importante si queremos prolongar la vida de nuestro calzado de ciclismo y lucirlo adecuadamente. Normalmente, se trata de una tarea sencilla ya que para limpiar nuestras zapatillas no necesitaremos productos ni utensilios especiales. He aquí algunos consejos:

1.- Lavar siempre con agua fría o templada para evitar que los materiales o los colores sufran alteraciones.

2.- Utilizar siempre jabones neutros que también respetan los materiales y colores.
3.- No utilizar cepillos ni paños abrasivos, sino usar siempre cepillos suaves y paños delicados que no rayen los materiales de la cubierta, en muchas ocasiones brillantes o satinados.
4.- No utilizar la lavadora para la limpieza del calzado de ciclismo ya que el trato de la máquina es demasiado agresivo y puede producir deformaciones de los materiales.

5.- Secar al aire y nunca exponer directamente al sol. En caso de que queramos acelerar el secado empleando un secador de pelo, utilizar su aire a baja temperatura. El calor aplicado directamente sobre el calzado puede degradar gravemente los pegamentos y los materiales sintéticos. En caso de secarlo al calor de un radiador, colocar las zapatillas a una distancia razonable para que el calor recibido sea moderado.

3.SISTEMAS DE AJUSTE

El calzado técnico posee diferentes soluciones para su perfecto ajuste y adaptación al pie. Cada sistema requiere un trato y cuidado específico para funcionar perfectamente y prolongar su vida útil.

Bandas de Velcro

Quizá el más popular (y económico) de los sistemas de ajuste en el calzado de ciclismo. Y el más sencillo de usar y mantener. Tan sólo dos consejos:

1.- Mantener ambas caras del Velcro limpias de polvo y barro.
2.- Tirar de las bandas sin violencia a la hora de soltarlas, de forma que ambas caras mantengan por más tiempo su estructura original y prolonguen su adherencia óptima.

Bandas dentadas o micrométricas

1.- Mantenerlas limpias. En caso de embarrarse, utilizar agua abundante a presión moderada para quitar el barro antes de manipular el mecanismo.
2.- Alienar correctamente la banda dentada en la ranura de la hebilla a la hora de ajustar la zapatilla y no forzar las palanquillas ni para apretar ni para aflojar.

Sistemas de dial (ruleta y cables)

1.- Mantener siempre limpios tanto los cables como las ruletas. Especialmente importante es no manipular las ruletas cuando las zapatillas estén embarradas, ya que los propios cables llevarán el barro al interior del mecanismo de la ruleta. Intentar siempre limpiar al menos los cables y las ruletas con agua abundante antes de mover las ruletas para aflojarlas. Eso evitará que se atasquen.

2.- En caso de que las ruletas se hayan atascado, habrá que desmontarlas y limpiar cuidadosamente todo su interior. UN cepillo de dientes es una buena herramienta para esta tarea. Tener las instrucciones a mano con una descripción del despiece será siempre una estupenda ayuda.
3.- En caso de rotura del cable, reemplazarlo siguiendo también las instrucciones del fabricante.

4.- No forzar nunca los mecanismos. Todos ellos agradecen un trato delicado, especialmente aquellos fabricados en plástico, que sufrirán mayor desgaste y fallarán más cuanto más agresiva sea su manipulación.
5.- Vigilar a menudo el estado de los cables para reemplazarlos cuando se encuentren en mal estado y no ser sorprendidos por su rotura en marcha, lo que dificultaría la vuelta a casa o, peor todavía, arruinaría el resultado de una competición (este consejo es también válido para los sistemas de cordones tradicionales, que aunque muy básicos, también necesitan vigilancia y agradecen la limpieza).

4.SUELAS

Como parte importante de las zapatillas de ciclismo, el cuidado de las suelas también merece algunas recomendaciones:

1.- Elección del mejor tipo de suela para la modalidad de ciclismo que vayamos a realizar. Debemos tener muy en cuenta la frecuencia con que nos apearemos de la bicicleta, las distancias que cubriremos a pie y los tipos de suelo que pisaremos. Sería un error fatal, por ejemplo, usar unas zapatillas con suela de carbono en una marcha MTB extrema con trialeras que nos obliguen a andar…. La suela se destrozaría y los tramos a pie serían especialmente dificultosos por la rigidez de la misma.

2.- En zapatillas de carretera, vigilar el estado de los tacos de apoyo. Ser siempre conscientes de la inestabilidad de este tipo de suelas al caminar con ellas. Si el modelo lo permite, sustituir los tacos desgastados por unos nuevos. Eso aumentará nuestra seguridad al apearnos y evitará el contacto del material de la suela con el suelo, causa frecuente de desperfectos, especialmente “dolorosos” cuando se trata de suelas de carbono.

3.- En zapatillas de montaña, mantener, al menos de salida, el taqueado libre de barro y piedras, para conseguir un mejor agarre en los tramos a pie y una mayor ligereza y comodidad.

5.CALAS Y FIJACIONES

Como piezas de unión a la bicicleta también necesitan de pequeños cuidados:

1.- Por supuesto, el primer consejo es encontrar la posición adecuada de las calas para nuestros pies y rodillas, de forma que evitemos cualquier tipo de lesión y aprovechemos al máximo la potencia de nuestras pedaladas.

2.- Mantener las calas limpias y libres de óxido, en el caso de las de montaña.
3.- Vigilar su estado de deterioro, en especial en las de carretera, propensas a formar rebabas al pisar suelos abrasivos con sus partes de plástico.

Fotos: Bontrager // Shimano // Spiuk

También te puede interesar leer en GoRide…

Cuidados de nuestra equipación de carretera: ¡No te fíes de las apariencias!

 

 

 

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!