En la actualidad es bastante común ver rodar bicicletas de triatlón o, como cariñosamente se las conoce, “cabras” (se las llaman así a estás bicicletas por la forma del manillar), por las carreteras de nuestro entorno. Pero nos preguntamos si son realmente prácticas estás monturas para cualquier aficionado al triatlón.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

En los últimos tiempos nos estamos acostumbrando a que, cada vez que nos gusta algo nos vemos en la obligación de hacernos con un equipamiento totalmente ‘profesional” sea el deporte que sea o la actividad que nos guste. Siempre tendemos a intentar practicarlo con las mejores herramientas posibles, seamos novatos en el asunto o no. Con el ciclismo está pasando algo parecido; en el momento que nos encandilamos con algún tipo de modalidad tendemos rápidamente a hacernos con una bicicleta y todo el equipamiento que lo rodea lo antes que nuestro bolsillo nos permita.

Es el caso del triatlón, una modalidad que está sufriendo un  auge impensable desde hace unos años y que está provocando que muchas carreteras de nuestro entorno se llenen de monturas de triatlón  (y/o contrarreloj) con ciclistas agazapados pedaleando como si no hubiera un mañana.

A nosotros todo lo que sean bicicletas de la modalidad que sea nos parece fantástico y maravilloso, pero es cierto que también nos gusta responder a aquellos usuarios que puedan tener dudas en algunos momentos de si dar el paso a comprarse una bicicleta tan específica como es una “cabra” o hacerse con una bicicleta que, con unas pequeñas modificaciones, le permitan igualmente practicar un deporte. A continuación te damos nuestra opinión por si te pudiera servir de ayuda en tu decisión final

¿Qué triatlón voy a practicar?

Evidentemente se supone que tienes clara la modalidad de triatlón qué vas a realizar porque, como sabrás, existen diferentes categorías las cuales permiten utilizar un tipo de montura determinado. Y es que no en todas las competiciones de triatlón las bicicletas específicas de triatlón o “cabras” están permitidas. La normativa, a modo general, habla de que:

1.Se puede utilizar cualquier tipo de bicicleta que cumpla las siguientes especificaciones:

a) No puede tener más de 2 mts de longitud ni más de 75 cm de anchura

b) La distancia mínima desde el suelo al eje pedalier será de 24 cm.

2. Para las pruebas en las que está permitido el “drafting” – rodar detrás de otro corredor y coger rebufo – que son las de distancias desde la categoría super sprint a distancia olímpica (más cortas), se permiten acoples siempre que no sobrepasen la vertical de las palancas de freno, además de que estos acoples deben de estar unidos en sus extremos.

En pruebas en las que no se permite el “drafting” desde las distancias de medio ironman, los acoples están permitidos, sin limitaciones de longitud. Y es que en estas pruebas con tan largas distancias es muy difícil que se ruede en grupo; y es que en una caída multitudinaria los distintos acoples que llevan las bicicletas de triatlón podrían causar graves daños al resto de ciclistas.

¿Cuáles son las distancias del sector ciclista en un Triatlón?

1. Super Sprint: 6,5 a 13 kms

2. Sprint: 20 kms

3. Olímpico: 40 kms

4. Media distancia o “Half Ironman”: 90 kms

5. Larga Distancia: 100-200 kms

6. Ironman: 180 kms

¿Me hago con una cabra o no?

Menos mal que cuando hablamos de cabra sabes a qué nos referimos porque el enunciado de este apartado suena un poco a risa….bromas aparte, esto es lo que pensamos al respecto:

1.Una montura de triatlón, en igualdad de equipamiento, va a ser por norma general algo más cara que una montura tipo Aero, por ejemplo. Siempre la exclusividad y un cuadro que tiene un estudio de aerodinámico detrás muy grande, así como un gasto en materiales mayor (cuadros masivos) implica que estás monturas suelan ser algo más caras, por lo que es un aspecto que tendrás que valorar cuando tengas en mente hacerte con una bicicleta de TT.

2.Es posible que el entorno habitual por el que ruedas no tenga las características de las carreras de Triatlón, sobre todo las de larga distancia que es donde está permitido el uso de bicicletas de TT. Si resulta que la mayor parte de tus entrenamientos lo vas a realizar en un medio con desniveles bastante acusados, una bicicleta de TT puede ser un pequeño-gran suplicio, ya que no están diseñadas ni para subir ni para bajar puertos. Por otro lado, aunque cada vez se está mejorando un aspecto como es el comportamiento de estas bicicletas ante fuertes vientos cruzados, siguen siendo bicicletas delicadas en este aspecto, por lo que tendrás que valorar este detalle de tu entorno.

3.Aunque ya te hayas iniciado en esto del Triatlón, tienes que tener presente que si nunca has utilizado una “cabra” hay que tener un físico y unas aptitudes distintas; y es que rodar en una bicicleta de estas características es duro, primero porque la postura a los mandos es excesivamente forzada de cara a mantener una posición aerodinámica óptima, lo que implica tener el cuerpo habituado a ese tipo de “contorsionismo” y segundo porque sus reacciones lentas (manillar con poca palanca y aceleración poco reactiva) hace que debas tener un buen nivel de técnica.

 

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!