Enric Mas tuvo una temporada de extremos. O cerca. Primero cayó casi al infierno en el Tour de Francia y luego, al fracasar por completo en esa competición, que era su principal objetivo del año. Se retiró en la 19ª etapa cuando aún ocupaba una modesta 11ª posición en la clasificación general, lejos de las pretensiones personales y del equipo Movistar, del que era líder indiscutible.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

La decepción alcanzó al director general de Formación, Eusebio Unzué, quien se dirigió a él con durísimas críticas que traspasaron el rendimiento deportivo y alcanzaron el perfil para la dirección de un gran equipo: fue cuestionado.

Sin embargo, Enric Mas consiguió motivación en el discurso de su jefe, se reencontró, física y mentalmente, y se presentó renovado, incluso transfigurado, en la fase final de la temporada. En primer lugar, en la Vuelta a España, en la que, más allá de la repetición del segundo puesto en 2021 -el tercero, incluida la edición de 2017-, el ciclista español de 27 años se mostró más combativo que nunca -y fue sólo superado por el inalcanzable Remco Evenepoel, autor de una temporada… estratosférica.

La demostración de este reciclaje personal llegó tras la Vuelta, primero con la victoria en la Vuelta a Emilia y más aún con el podio (2ª posición) en el Giro da Lombardia (2ª), en un gran duelo con Tadej Pogacar. El escalador español ha demostrado que puede competir con los mejores cuando está en su mejor momento. Queda ahora por conquistar una gran victoria y, en particular, la codiciada gran vuelta. Por ti y por Movistar.

“¡Tengo muchísima necesidad de ganar ahora! Ya es la tercera vez que quedo segundo en la Vuelta”, explica el mallorquín en una entrevista con Het Nieuwsblad. Enric reconoce que se arrepiente de algunas decisiones en la carrera española. “Podría haberle ganado a Evenepoel más tiempo en la Sierra de la Pandera y Sierra Nevada […] De esto aprendí lecciones para el futuro, tengo que correr más agresivo en mis mejores días”, declara.

Pero también habló sobre la próxima temporada, con las grandes vueltas a la vista, pero también algunas grandes carreras de un día. “Mi programa para 2023 aún no está definido, pero probablemente no será muy diferente al de años anteriores, con el Tour y la Vuelta […] Me gusta Lieja-Bastoña-Lieja, Clásica San Sebastián y el Giro de Lombardia” .

“La temporada pasada no fui lo suficientemente fuerte al final de una carrera de seis horas, pero ahora creo que algún día podré ganar uno de estos clásicos”.

Foto: @EnricMasNicolauTwitter

GoRide Team
Todo el equipo de GoRide alimenta este sitio como si no hubiera un mañana :) ¡Preferimos todo lo que implique divertirse en bicicleta!

    ¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!