Aprovechando que ha pasado por nuestras manos la última y más novedosa montura de Canyon, la Lux Trail, hemos aprovechado para hacer un pequeño repaso a la evolución de una categoría, ya extinta, como era el Maratón que derivaba, más o menos, de las bicicletas de Cross Country del momento. A día de hoy, las bicicletas de Maratón han dado paso a la tan de moda modalidad del Down Country, bicicletas que derivan también de las XC.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Pero el cambio de nomenclatura de categoría no se hace única y exclusivamente porque suene mejor o porque hoy en día todo ha de derivar de términos anglosajones, si no porque las características que se demandan hoy en día de esas monturas derivadas del Cross Country son distintas a las necesidades que en su día se requerían a las bicicletas de Maratón.

Hacer este reportaje ha sido posible gracias a que uno de los miembros de nuestra redacción conserva, con mucho cariño, una Canyon Nerve 29 AL del año 2013, fiel representante de la categoría Maratón y que nos va a permitir hacer una “especie de comparativa” entre dos conceptos separados por casi diez años…

Maratón

Está disciplina surge de la necesidad de tener monturas de corte XC pero con la comodidad necesaria para afrontar largas etapas. Hace una década no se entendía practicar o competir en XC si no fuera con una bicicleta rígida. Pero en el momento que empezaron a aflorar las competiciones o pruebas de larga duración, las rígidas se mostraban excesivamente radicales para etapas de muchos kilómetros, con un comportamiento muy nervioso y una comodidad comprometida.

Es por ello que los fabricantes comenzaron a lanzar monturas de doble suspensión y recorridos entre 100 y 110 mm, con geometrías muy similares a las XC que permitieran un buen compromiso entre reactividad y comodidad. Estás bicicletas, evidentemente heredaban una geometría que nada o poco tiene que ver con el Down Country de la actualidad.

Down Country

Se ha gastado mucha tinta en escribir acerca de esta nueva modalidad que está causando furor entre los ciclistas de todo el mundo. Pero no está de más recordar que su origen proviene directamente de unas monturas como son las doble suspensión XC a las que, con unas pequeñas variaciones en la geometría y en los recorridos de suspensión, se las imprime de un comportamiento más cercano al Trail.

Aunque, evidentemente son muy válidas para carreras o pruebas de larga duración, su enfoque no se ciñe exclusivamente a esas pruebas (las XC de doble suspensión están igualmente cualificadas para las pruebas de larga duración) sino que su comportamiento va un poquito más allá acercándolo al Trail sin perder aptitudes de XC.

Geometrías de las Canyon Lux Trail y Nerve 29

Pensarás que hubiera sido más justo haber enfrentado la Lux Trail con una Nerve de cuadro de carbono, pero hemos echado mano a lo que teníamos más cerca ya que nuestra idea no es comparar ambas bicicletas sino la evolución de sus planteamientos…recuerda el título de nuestro artículo: del Maratón al Down Country.

Y la verdad es que la evolución ha sido enorme. Un “profano” del ciclismo dirá que las bicicletas son iguales ahora que hace diez años…eso es porque no se ha bajado de la Nerve y se ha montado inmediatamente después en la Lux Trail: son dos mundos distintos. Y no es un tema de componentes, ya que algunos han evolucionado mucho y otros menos. Además, la Nerve de la que hemos dispuesto está algo “tuneada” incorporando componentes más actuales que la acercan a la Lux Trail, como la transmisión 1×11, la tija telescópica, el manillar de 760 mm…pero ni con esas.

Lo que más impresiona de la Down Country es la facilidad con la que afrontas cualquier tipo de terreno…con la Maratón tienes un comportamiento reactivo subiendo, e incluso serpenteando, gracias a unas dimensiones más que compactas….

Sin embargo la Lux Trail sobresale igualmente en ese ámbito gracias a una trasera muy reactiva (tiene unas vainas de 435 mm contra 450 de la Nerve).

Está claro que la evolución del Maratón al Down Country ha sido, como no podía ser de otra manera, a mejor….

Y el resto de apartados, pues no hay color, la Lux Trail sobresale en todos: baja infinitamente mejor, con un gran aplomo y confianza en la pisada, así como una posición muy dominante que imprime seguridad (distancia entre ejes de 1.176 mm, ángulo de dirección de 67,5º, reach de 460 mm, rueda delantera de 2,40”…..).

Bajar con la Nerve es cosa del pasado, tienes que tomar más precauciones: estás más posicionado sobre la rueda delantera, restando confianza y manejabilidad…..Y si nos metemos en pistas, la mayor longitud de la Lux Trail hace que sea más estable ante baches o badenes….Está claro que la evolución ha sido, como no podía ser de otra manera, a mejor.

Geometría básica Canyon Lux Trail (talla M)

Recorridos suspensión: 120 / 110 mm // Ángulo de dirección: 67,5º // Ángulo de sillín: 74,5º //  Distancia entre ejes: 1.176 mm // Reach (Alcance): 460 mm // Stack (Altura): 600 mm // Vainas: 435 mm

Geometría básica Canyon Nerve 29 (talla M)

Recorridos suspensión: 110 / 110 mm // Ángulo de dirección: 70º // Ángulo de sillín: 74º //  Distancia entre ejes: 1.111 mm // Reach (Alcance): 410 mm // Stack (Altura): 598 mm // Vainas: 450 mm

Como verás, la evolución en la geometría ha sido grande, con un planteamiento en la Lux Trail de “bicicleta todo uso”, acentuando el comportamiento bajador sin penalizar ni la reactividad ni la aceleración…

También te puede interesar leer en GoRide…

A prueba! Canyon Lux Trail CF 7 (¡con vídeo!)

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!