Ya sabemos que una buena bicicleta eléctrica de montaña, normalmente destinada a la práctica del trail, se encarece cada vez que el carbono es el material utilizado en la construcción del cuadro.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Si es la versión de gama alta, el valor será aún mayor. Con eso en mente, Specialized tiene modelos fantásticos, bien equipados y costosos en la línea Turbo Levo. Esta Specialized Turbo Levo Alloy, sin embargo, hace que esta eMtb sea más asequible, ya que cuesta 5.500 euros.

La idea de la marca norteamericana es tener en esta versión una puerta de entrada más económica a su principal gama de eléctricas de montaña. ¿Como? Además de equipar componentes y periféricos más económicos, utiliza un marco fabricado con aluminio M5. Y afirma que esta bicicleta “pone en apuros a muchas e-MTB mucho más caras”… Queríamos probar esta afirmación.

Para comprobar si las sensaciones son las mismas al conducir modelos de la misma marca y segmento que cuestan el doble, era necesario realizar las pruebas de la misma manera: ¡rodando a tope!

Y, por cierto, no es lo mismo. Pero no tanto porque tengamos aluminio en lugar de carbono; más por el nivel de equipamiento instalado en esta versión básica de la bici, concretamente en tres puntos fundamentales: suspensiones, frenos y suspensión.

Las ruedas y cuadro de aluminio no “acusan presión”, ya que están a la altura de los estándares de la marca en la gama Turbo Levo.

Lo que realmente sucede es que son más pesados ​​que las estructuras de carbono. Y es que hay eMtb’s en este segmento muy por debajo o alrededor de los 20 kg. La Turbo Levo Alloy siempre estará entre los 22 y los 24 kg. Por el precio no se puede pedir más…

Ahora, vayamos a los “resultados” de ir rápido con bicicletas de este tipo. Antes de eso, queremos abordar el binomio motor-batería y cómo Specialized optimiza el cuadro en términos de ingeniería y geometría de la parte trasera.

¡Enciende el turbo!

Es el motor Turbo Full Power 2.2 de Specialized el que asiste a esta bicicleta, como en las otras versiones de este modelo, apoyado por la unidad de control Turbo Connect Unit (TCU), y que puede llegar hasta 4x de asistencia eléctrica al pedaleo.

El motor está bien escondido en el bastidor, tiene su peso naturalmente y se integra bien con el sistema de suspensión trasera. Entrega 90 Nm de par y picos de hasta 565 Watts de potencia, y es bastante suave en la transición del pedal normal al electrificado. No más que otros modelos con un motor menos potente, sin embargo, de esta y otras marcas.

Ruidoso dentro del promedio del segmento, nos da ese impulso de energía cuando lo necesitamos. Muy cerca está la batería de 500 Wh, que la marca garantiza para dar hasta cinco horas de autonomía, un récord que fue algo inferior en nuestras pruebas, funcionando entre 3,5 y 5 horas. Esto sin usar el modo Turbo, por supuesto; entonces esta autonomía se reduce significativamente.

Para controlar todo este sistema, está la unidad Turbo Connect (TCU) integrada en el cuadro, en la parte superior del tubo superior. “Es más que un botón de encendido y apagado”, dice la marca, y así es. Podemos ver en él los niveles de batería y el modo de asistencia seleccionado.

Esta unidad también se comunica vía ANT+ o Bluetooth con una pantalla que opcionalmente podemos tener instalada en el manillar, como es habitual en muchas eMtb que no dan mucha prioridad a la reducción de peso.

Mullet y Talla S

También es común en este segmento eléctrico de montaña la elección de una configuración de ruedas Mullet: 27,5” en la parte trasera, 29” en la parte delantera. En este caso, las ruedas de la “casa”, fabricadas en aluminio, “sudan” robustez y confesamos que las “apretamos” mucho entre piedras, muchos desniveles y algún golpe más. Pueden con todo, aunque no son ligeras…

La configuración de ruedas en este sentido aporta más agilidad en el movimiento y control. Caja de pedalier más baja, ángulo de dirección más amplio (lo que genera una distancia entre ejes más larga): más estabilidad.

Lo que también se nota es que el cuadro está diseñado en función de las tallas bajo el concepto S-Sizing de la firma de la S rasgada…bravo por ellos.

Probamos la talla S4, pero hay otras cinco tallas que se ajustan ‘finamente’ en función de la altura del usuario, de su forma de andar en bici. Resultado óptimo, al menos para nuestra altura de 1,73 m.

Y aquí es donde llegamos a la parte donde hablamos sobre cómo se maneja esta Turbo Levo cuando la ‘apretamos un poco’, antes de hablar sobre la transmisión y otros componentes.

Básicamente, la geometría de la bicicleta es la que ya se conoce de Specialized en este segmento; no hay queja, su diseño es muy adecuado para una conducción más suave o más ‘radical’, mostrándose cómoda y manejable. Lo que pediríamos es un nivel de equipamiento algo más alto ya que el “básico” instalado hace que esta eBike no brille tanto como versiones mejor equipadas.

Pero es una opción muy asequible para un nivel de progreso de principiante, para aquellos que buscan algo económico y al mismo tiempo una buena base para futuras actualizaciones.

Al rodar por terrenos rotos, notamos que las suspensiones podrían no estar a la altura de lo que queríamos hacer. Observamos menos sensibilidad que otros modelos más arriba en la gama, yendo a una velocidad destacable.

Hablamos de la suspensión delantera RockShox 35 Silver de 160 mm (en esta talla) y del amortiguador RockShox Deluxe Select también con 160 mm de recorrido. Alcanzan el límite rápidamente, aunque hay que decir que hay que exprimirlas a fondo…

Cuando aumenta la velocidad, esto puede llevar a situaciones más complicadas en las que perdemos el control por un momento, teniendo que depender más del “kit de uñas” del piloto y también de la suerte. Remedio para esto: bajar el ritmo. Esto lo aprendemos a nuestra costa y para “saborear” un poco de la tierra…

Otra señal de que puede ser necesaria una mejora u otra está relacionada con la transmisión, basada en elementos de las gamas Sram NX y SX, claramente por debajo incluso de la línea GX, que ya garantiza un funcionamiento más fluido e impecable.

Pero los servicios mínimos están garantizados, por supuesto, al igual que en el frenado, donde el kit Sram Guide RE está ahí cuando necesitas detener este verdadero “tanque” en los senderos (después de unos buenos kilómetros de acostumbrarse a su un poco duro tacto).

¿Qué es lo que más nos gusta…

  • El precio más bajo que el marco de aluminio (y el nivel de equipamiento relativamente bajo) permite esta versión del Turbo Levo 2o22.
  • La geometría y la forma en la que acabamos consiguiendo un cuadro adaptado a nuestro cuerpo ya nuestra forma de montar la bici.
  • El motor que le pone Specialized a este modelo.
  • La tija telescópica original, algo también habitual en este segmento.

Mejorar…

  • La batería podría durar un poco más, especialmente cuando abandonamos el modo de asistencia Eco durante mucho tiempo.
  • El nivel de prestaciones de las suspensiones montadas sobre esta base Turbo Levo Alloy no permite “grandes aventuras” en cuanto a practicar un trail más agresivo.

Specialized Turbo Levo Alloy 2022 Especificaciones

Cuadro: Aluminio M5 especializado con tamaño S // Suspensión delantera: RockShox 35 Silver con recorrido de 150 mm (S1) o 160 mm (S2 a S6) // Amortiguador: RockShox Deluxe Select con 160 mm de recorrido // Manillar: aluminio, 780 mm // Tija de sillín: TranzX, 34,9 mm // Ruedas: Specialized 29, aluminio, 30 mm, tubeless ready // Desviador: Sram SX Eagle 12x // Casete: Sram NX Eagle PG-1230 11-50t // Cadena: Sram NX Eagle 12x // Platos y bielas: Praxis M30 con plato Sram X-Sync Eagle 32t // Frenos: Sram Guide RE con discos de 200 mm // Neumático delantero: Specialized Butcher T9, 29 x 2,6″ // Neumático delantero: Specialized Eliminator T7, 27,5 x 2,6″ // Peso: 24 kg (S4) // Precio: 5.500 euros

Más info en…Specialized

Jorge Lopes
Con más de quince años de experiencia en la creación y edición de contenidos en diversas áreas, es un adicto al deporte y, por supuesto, a la bicicleta. ¡Pero rara vez está en forma! Uno de los mentores del proyecto GoRide.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!