Cuando queremos que una bicicleta de MTB sea (considerablemente) más ligera, ¿cuál es el primer componente que consideramos cambiar? Exacto: las ruedas. Inmediatamente pensamos en un par más ligero, sobre todo, y preferiblemente que además sean robustas y aptas para el tipo de mountain bike que practicamos. Mirando estas nuevas ruedas Bontrager Kovee RSL, estas ideas prácticamente te vienen a la mente tan pronto como las sacamos de la caja…

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Esto se debe a que estas ruedas de alta gama que ofrece Bontrager para bicicletas MTB son livianas, muy livianas, considerando el segmento en el que se encuentran. Antes de hablar de nada, cabe señalar que la delantera pesa 545 gramos y la trasera 654 gramos, con un bloque Sram XD (la marca no proporciona un bloque de origen Shimano, quien quiera uno tendrá que comprarlo por separado). Pero ahora vamos al peso y otras características.

Antes de eso, un poco de “historia”. Como explicamos cuando se lanzó la nueva gama Bontrager Kovee, estas ruedas fueron “forjadas” en competición. Bontrager, una submarca de Trek, suministra al equipo Trek Factory Racing, por lo que fue posible poner este modelo en las carreras de XCO de la Copa del Mundo de la temporada pasada.

Más concretamente en las Trek Supercaliber y Procaliber de Evie Richards y Jolanda Neff. De los comentarios extraídos de los profesionales sobre las ruedas (que ya eran buenos), surgió la idea de que deberían ser “más ligeras y menos propensas a los pinchazos”. Trek y Bontrager “siguieron” la orden.

¿Solo para XC puro?

Fuera de las cajas, estas Kovee fueron directamente a nuestra rígida de pruebas (con transmisión Sram), una bicicleta de corte XC puro y duro (aunque de fin de semana, no para competiciones).

Unas semanas después, las montamos en una Canyon Lux Trail 2022 con transmisión Shimano (cogimos un bloque Shimano Microspline y el montaje fue fluido), agregando neumáticos sin cámara de 2.40” a la ecuación.

A partir de ahí, el terreno de juego de las experiencias con estas ruedas han sido ‘singletracks’ de subida y bajada, rocas sueltas, escaladas técnicas… Todo lo que conforman recorridos de XC “exigentes”, además de algunas travesías asfaltadas, caminos “normales”, etc. Mucho bosque, algo de montaña. Curiosamente, muchas veces con lluvia y con suelos mojados y resbaladizos.

Foto: Trek/Bontrager

Las llantas están fabricadas con carbono OCLV de la marca y cuentan con un ancho interior de 29 mm, un ancho exterior de 35 mm y un perfil de 22 mm, cotas que se muestran muy actuales.

Además de la materia prima, hasta el perfil más bajo muestra un claro intento de sacar gramos. Debido a los anchos, hay más soporte para los neumáticos y un ajuste más eficaz de los mismos, lo que ayuda a protegerlos contra los pinchazos. Así lo dice la marca, ya que estos son puntos difíciles de encontrar en un uso normal.

Estos anchos de llanta son muy adecuados para rodar con algo menos de presión de lo normal, lo que resulta muy útil en terrenos difíciles, con rocas y otros obstáculos que sabemos que darán problemas. Más tracción, en el fondo.

Los bujes son DT Swiss 240s… incorporan los aros cintas TLR y se incluyen válvulas preinstaladas en el pack, pensando en el uso tubeless, naturalmente. Compatibilidad para discos de freno Centerlock, Boost 110/148 de serie y 24 radios en cada rueda: Grand Forza delante y Sapim CX-Ray detrás.

Peso de 1.199 gramos

Y ahora volvemos a la ligereza: pesan menos de 1.200 gramos y eso en un par de ruedas de MTB de 29” es muy poco. Con la sustitución de las ruedas de la bici que llevamos más tiempo usando, hemos reducido más de 1 kg del peso total, e incluso hemos instalado neumáticos más pesados ​​que los originales.

Hay una diferencia, sobre todo en las subidas y cuando tenemos que levantar las ruedas del suelo para superar los obstáculos, tanto en las subidas como en las bajadas técnicas.

Por otro lado, y comparando con las llantas de aluminio ya algo avanzadas, por así decirlo, tenemos otra sensación: en estas llantas, el carbono ayuda a amortiguar los impactos y vibraciones que nos llegan del suelo al cuerpo.

Foto: Trek/Bontrager

Al mismo tiempo, a pesar de la ligereza y aparente fragilidad, nuestras experiencias no registraron más contratiempos que los habituales impactos de piedras y ramas contra llantas y radios. Cuando escribimos estas líneas aún tenemos las ruedas montadas y sin ningún signo de ceder o sufrir algún daño.

Esto claramente significa que Bontrager también está logrando construir modelos de carbono que igualan la resistencia que estamos acostumbrados a tener con el aluminio.

Ese miedo a romper una rueda de carbono en un camino más rocoso, más “áspero”, en un salto o fuerte impacto, parece haber desaparecido. Una sensación que tenemos con estas Kovee, y que, seamos sinceros, también tenemos al montar con ruedas de gama alta de otros fabricantes.

En cuanto al diseño, que también cuenta, todo es muy sobrio. Llantas negras con el nombre de la marca en letras muy disimuladas, resulta ser la denominación del modelo que aparece de forma más destacada.

Veredicto GoRide

No hay duda de que estas ruedas de carbono ligeras y caras son una actualización de ensueño para cualquier bicicleta de MTB. Es casi imposible no enamorarse del rendimiento y las mejoras dinámicas que aportan.

 

Pero tanto elogio no quita que sean las únicas del mercado capaces de generar estas sensaciones; Siempre te aconsejamos consultar todo el mercado, varias marcas y modelos.

Sin embargo, estas nuevas ruedas Bontrager Kovee nunca decepcionarán a nadie que tenga la oportunidad de instalarlas en su bicicleta. Además de ligereza, el carbono no deja de hacerlas robustas; también son equilibradas, ruedan bien, están llenos de “detalles” top, te dan más velocidad cada vez que ruedas, sea cual sea el camino.

Por supuesto, son caras. La rueda delantera por sí sola cuesta lo mismo que una bicicleta “completa” que probamos recientemente, mientras que el par cuesta más que muchas bicicletas de montaña que ya son “buenas”. Por eso están en las bicicletas de los profesionales, y quizás en las de los que tienen más dinero disponible.

Son una opción verdaderamente superior, por lo que también brindan un rendimiento superior. Y te dan más confianza. Una apuesta más que ganadora, sobre todo porque hay una garantía de por vida (para el primer propietario) y la certeza de reparación en caso de daños resultantes del uso durante dos años con el programa Carbon Care de Trek.

Especificaciones Bontrager Kovee RSL 30 TRL:

Diámetro: 29” // Material: Carbono OCLV // Tipo: Tubeless Ready (TLR) // Medida eje: 110 mm  y 148 mm // Disco: Centerlock // Bujes: DT Swiss 240s // Anchura interior: 29 mm // Anchura exterior: 35 mm // Perfil: 22 mm  // Peso: 545 g (delantera) y 654 g (trasera) // Precios: 1.099 euros (delantera) y 1.399 euros (trasera).

Más info en…Bontrager Kovee RSL 30 TLR

Galería de fotos…(clica en ellas para aumentarlas)

En esta prueba:

  • Texto y fotos: Jorge D. Lopes
  • Imágenes/gráficos: Trek
  • Vídeos: GoRide y Trek

También te puede interesar leer en GoRide…

¡A prueba! Trek Fuel EXe 9.9 XX1 AXS 2023 (¡con vídeos!)

Jorge Lopes
Con más de quince años de experiencia en la creación y edición de contenidos en diversas áreas, es un adicto al deporte y, por supuesto, a la bicicleta. ¡Pero rara vez está en forma! Uno de los mentores del proyecto GoRide.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!