‘Sin prejuicios’. Así es como tienes que mirar a nuestra protagonista, la Ibis Ripley AF NGX… y es que es muy fácil ‘coger’ el precio de tarifa y pensar que son muchos euros para una bicicleta con un cuadro de aluminio. O todo lo contrario: también es muy fácil dejarse deslumbrar por el logotipo que luce en el frontal de la bicicleta….

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Intentar ‘adivinar’ cómo es el funcionamiento del sistema de suspensión DW-Link es todo un desafío…

Se supone que lo importante de una bicicleta es lo que te pueda transmitir, ya que nuestra ‘pasión’ debería basarse en sensaciones… Ir de antemano pensando que es cara para la que se ofrece (sobre el papel) o pensar que va a ser maravillosa porque es una Ibis, es un error.

Tenemos que confesarte que a algunos de los miembros de nuestra redacción le ha pasado uno de los dos hechos que te hemos mencionado… Lo que pasa es que nosotros hemos tenido la fortuna de disponer de ella para probarla a fondo (muy a fondo, ya que hemos hecho bastantes kilómetros con ella) y extraer unas conclusiones que nos han dejado a todos con la boca abierta.

A continuación vamos a intentar transmitirte de la manera más fidedigna todas las sensaciones que hemos obtenido, que no son pocas, para que, en la medida de lo posible, puedas sentirlas tú también…

Ibis Ripley AF: Trail por definición

¿Qué es una bicicleta Trail?… pues la verdad es que no se trata de entrar a ahora analizar las características que definen a este tipo de monturas. Pero con solo echar un vistazo a la geometría que posee nuestra protagonista tendrás una radiografía clara y concisa de lo que es una bicicleta Trail: por un lado, la dirección a 65,5º y ‘Reach‘ amplio (450 mm en talla M, la nuestra) la confieren una posición idónea para afrontar descensos.

Por otra parte, el “minúsculo” triángulo posterior, con vainas de 432 mm (3 mm más cortas que la Ibis Exie, la Cross Country) la dotan de mucha reactividad, gracias también a una distancia entre ejes no excesivamente amplia (1.188 mm)…..Todo esto ha conllevado un ángulo del tubo de sillín que lo retrasa bastante…..

Cuadro de aluminio ‘casi de carbono’

Una de las características más destacables de la Ripley AF es su cuadro de aluminio. Ya sabemos que el aluminio es considerado por muchos como ‘el hermano pobre’ de la fibra de carbono pero, cuando tienes entre tus manos (o mejor dicho, entre tus piernas) una bicicleta como esta te replanteas si merece la pena gastarse más euros en un cuadro de carbono… el peso total verificado han sido 14,70 kg (Ibis declara un peso del cuadro con amortiguador de 3,38 kg)…no está mal para una Trail de aluminio…

Y es que el de nuestra protagonista posee (aparte de unos excelentes acabados) una ligereza que la hacen luchar de tú a tú con bicicletas facturadas en carbono (y de más euros)… pero es que las sensaciones que transmite se asemejan más a la fibra negra: la pisada firme, la rigidez del conjunto, la nula transmisión de ‘sonidos parásitos’…

Detalles como las entradas del cableado al cuadro, perfectamente aseguradas mediante pequeñas piezas que hacen que no exista ningún tipo de crujidos, el protector de vaina en goma que evita el traqueteo de la cadena…

Hay un detalle que marca las diferencias con bicicletas, llamémoslas más ‘generalistas’ (o menos exclusivas) y es el sistema que tiene para pasar los cables desde el tubo diagonal al del sillín: una disposición que dota de una exclusividad extraordinaria a este modelo (pocas bicicleta verás con este tipo de solución) pero que, sin embargo, resta practicidad a la montura ya que colocar un portabidón en el soporte que está ubicado entre estos cables es casi una tarea imposible…

La Ibis Ripley AF tiene un don especial para hacer las cosas fáciles….

Ruedas Ibis S35 y neumáticos

Este conjunto es lo más destacado de la bicicleta (a nuestro modo de ver). El aplomo que muestran las ruedas Ibis S35 (de aluminio), con una anchura de 35 mm y perfil asimétrico, más los neumáticos Maxxis Minion DHRII de 2,50” que, gracias a la anchura del aro, no tienen apenas derivas y ofrecen una confianza trazando muy alta, sea cual sea el firme.

En todos los kilómetros y rutas que hemos hecho, nunca nos ha dado un susto; en ningún momento hemos perdido adherencia en la rueda delantera en apoyos con la bicicleta inclinada ni en firmes de piedra suelta…

Sistema de suspensión DW-Link y set de suspensiones Fox

No se puede hablar de Ibis sin hablar de este sistema de suspensión ideado por Dave Weagle. Y es que el basculante anclado al tubo del sillín mediante dos preciosas bieletas facturadas en aluminio mecanizado (DW-Link) es una auténtica obra de arte. Intentar ‘adivinar’ cuál es su funcionamiento es todo un desafío.

Pero lo mejor es cuando te subes sobre la bicicleta y pones a prueba en cualquier circunstancia su funcionamiento: la realidad es que pasa totalmente inadvertido, te permite centrarte única y exclusivamente en pilotar y divertirte sabiendo que el DW-Link va a comportarse de la manera necesaria en cada situación manteniendo SIEMPRE (y lo ponemos en mayúsculas) la rueda pegada al suelo…

Ya que hablamos del sistema de suspensión diremos que el amortiguador Fox DPS Performance de 120 mm ofrece un funcionamiento intachable, estando muy a mano para poder manipular el dial que nos permite seleccionar los 3 modos (Open / Medium / Firm).

La horquilla Fox 34 Performance con 130 mm es otro componente que destaca positivamente, aportando un suave funcionamiento y, sobre todo, una rigidez perfecta que, sumada a la que imprime el conjunto neumático/rueda, hace que la dirección sea impertérrita. El dial de ajuste de los 3 modos está mano y se maneja con facilidad. El eje Kabolt instalado aporta su granito de arena cuando hablamos de rigidez pero obliga a utilizar una llave Allen cada vez que quieras quitar la rueda delantera.

Transmisión SRAM NX/GX Eagle y frenos Sram G2

La Ibis incorpora un ‘mix’ de Sram de acabados GX (pulsador y cambio) y de NX (bielas) en la transmisión. Se agradece que el conjunto mando/cambio sea GX porque el funcionamiento de este acabado se presenta como perfecto. Por su parte, las bielas NX (que no muestra ningún problema en su utilización) deslucen un poco a la bicicleta con un acabado algo básico…

Los frenos Sram G2 con pinzas de 4 pistones tienen contundencia de sobra…quizás se hubiera agradecido un poco más de progresividad. Y la resistencia al calentamiento es muy alta, no desfallecen con el uso continuado.

Comportamiento Trail, Allmountain y ¿Enduro?

No exageramos si te decimos que con esta bicicleta hemos disfrutado en casi cualquier tipo de ambiente… Vamos a empezar por lo que peor se le da: realizar kilómetros por pistas. Es cierto que no es una bicicleta, en principio, diseñada para ‘pistear’ pero a un modelo Trail también se le puede presuponer que los usuarios quieran usarla en ambientes cercanos al Cross Country… aquí penaliza un poco.

La Ripley no se desenvuelve del todo mal de todas maneras, con una postura los mandos bastante cómoda y unas suspensiones que, seleccionándolas en el modo Medium, te permitirán rodar con comodidad sin que se pierdan vatios de potencia en cada pedalada por la absorción de estas.

Sin embargo sus neumáticos anchos de agresivo dibujo (instala unos Maxxis Minion DHR 29×2,50, cuando la ficha técnica indica 29×2,40) van a lastrar en pista, y más si la tierra está húmeda y blanda…. Ahora bien, en el momento en que los caminos se empiezan a retorcer, la Ibis empieza a sacar todo el potencial que lleva dentro (que es mucho) dejándote, literalmente, asombrado. Nos explicamos: la distancia entre ejes más recortada que, por ejemplo, una bicicleta de Enduro, hace que serpentear por singletracks sea coser y cantar. La viveza de reacciones que demuestra y la manejabilidad de su manillar ancho (780 mm) hacen que la Ibis vaya trazando curvas a una velocidad endiablada.

Pero, si por delante se te ponen bajadas que bien pudieran ser de las EWS, la Ripley AF no se arruga y te permite bajar por ellas con una facilidad pasmosa. Y es que, como te hemos comentado, el amplio Reach y la dirección tan lanzada otorgan una confianza impresionante, además de la seguridad que imprime el tren delantero. La tija, con 125 mm de recorrido (y un pulsador intuitivo) colaboran en los descensos…

Si quieres marcarte unas buenas subidas técnicas,  la dirección rápida y el agarre del neumático trasero te lo pondrán fácil.  Solamente el tener que ir con el trasero en la punta del sillín constantemente para que no se levante la rueda puede incordiar un poco.

Además, el conjunto ruedas/neumáticos son un prodigio de aplomo: es impresionante de qué manera traga con piedras, raíces, roderas y todo lo que se le ponga por delante sin perder la compostura…

Es destacable ver como los 130 mm de recorrido que ofrece la horquilla son más que suficientes para la inmensa mayoría de las bajadas técnicas y solo en saltos muy pronunciados se puede llegar a echar en falta más recorrido. E igual pasa con la suspensión trasera: los 120 mm que posee cunden muchísimo más de lo que a priori parecen, gracias al estudiado sistema de suspensión flotante que permite dibujar arcos distintos a la rueda en función de las necesidades, por lo que el recorrido nunca parece tener fin….

Nuestra evaluación

El comportamiento de una bicicleta es el resultado de la interacción tanto de los distintos componentes que la conforman como del propio diseño del cuadro. Digamos que sería injusto valorar una montura analizando componente por componente con la calculadora en la mano… pero es cierto que a la hora de sopesar bicicletas en el momento en el que te decides a comprar una, es prácticamente imposible poder subirte a todas y percibir esas sensaciones que, a fin de cuentas, es lo que importa….

Lo que queremos decir es que nuestra protagonista es una de esas bicicletas en las que te tienes que subir porque es difícil que, basándote en la ficha técnica y en la tarifa final, te lances a por una, a no ser que seas un fanático de la marca. La Ripley AF tiene un don especial para hacer las cosas fáciles y, excepto pequeños defectos que más que eso son detalles a mejorar, la Ripley es una bicicleta redonda.

¿Y cuáles son esos pequeños detalles mejorables? Pues algo tan simple como mejorar la instalación de un portabidón, lo que nos llevaría a otra de las mejoras que haríamos que sería dar una solución más práctica al cableado que hay entre el tubo diagonal y el del sillín…Y esas bielas NX ¡las cambiaríamos ya!

Puntos a destacar

  • Equilibrio perfecto entre la viveza de reacciones trazando y el aplomo y estabilidad bajando…
  • El conjunto ruedas/neumáticos: impresionante
  • Sensación de ligereza: parece pesar menos de lo que los números dicen..

Puntos a mejorar

  • Algunos componentes, en especial las bielas: la Ripley se merece unas algo mejor logradas…
  • El tema del portabidón: no nos vamos a extender más en ello…
  • El sillín bastante retrasado hace que en subidas muy pronunciadas (y no tanto) vayas constantemente sentado en la punta…

Ficha técnica Ibis Ripley AF NGX

Cuadro: Aluminio con sistema DW-Link flotante // Horquilla: Fox 34 Performance 130 mm // Amortiguador: Fox DPS Performance 120 mm // Transmisión: Sram GX (bielas NX plato 32d – cassette 10-52d) // Frenos: Sram G2 (180/180mm) // Ruedas: Ibis S35 35mm // Neumáticos: Maxxis Minion DHF II 29×2,50” // Tija: KS Rage 125 mm // Manillar: Ibis 780 mm // Peso: 14,7 kg con pedales // Precio: 3.832 €

Un mes con la Ripley ‘a tope’…

En el artículo previo sobre la bicicleta (4 cosas que nos encantan de la Ibis Ripley AF NGX) comentábamos que íbamos a hacer con ella una especie de prueba de larga duración: finalmente, por motivos de agenda del importador hemos dispuesto de esta pequeña joya durante un mes y hemos intentado exprimirla a fondo para sacar conclusiones más allá de su comportamiento.

Durante este tiempo hemos sido dos los probadores que hemos realizado rutas de carácter bastante similar porque entendemos que es el ámbito donde debería moverse la Ibis: salidas muy explosivas con fuertes desniveles y un porcentaje altísimo de senderos y trialeras… las rutas no han ido más allá de 30 o 35 km, suficientes para machacarnos las piernas.

Y el resultado ha sido bastante favorable: el desgaste de los componentes no ha sido excesivo ya que tampoco hemos realizado ‘miles’ de kilómetros, pero algo que nos preocupa siempre de una bicicleta con un enfoque “cañero” es la posible aparición de ruidos y en este caso hemos de decir que la bicicleta la hemos entregado al proveedor igual que nos fue entregada: con una pisada y unas sensaciones de bicicleta sacada de fábrica, lo que habla bien tanto de los componentes instalados como de la propia facturación del cuadro y del cableado interno.

Un detalle (que nos ha dado mucha pena, que conste) es que las ruedas, al ser tan anchas, tienen mucha ‘superficie visible’ y quedaban muy expuestas, golpeando las piedras sobre ellas más de lo deseado…

Más info en…

Galería de fotos en acción…(clica para aumentarlas)

Galería de fotos estáticas…

En esta prueba…

  • Riders acción: José Escotto / Samuel Escotto
  • Fotos y vídeo: Nuria Iglesias / José Escotto

 

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!