Pedales montados. Altura del sillín ajustada. Mochila en la espalda… Todo listo para 120 km de puro disfrute, por los caminos de Fátima, con destino a ‘Jardim das Portas do Sol’, en Santarém. En esta primera de muchas rutas que hicimos con esta Giant Revolt Advanced 2, no tocamos nada de la configuración original de la bicicleta.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Mantuvimos todos los espaciadores del tubo de dirección, por lo que logramos una posición de conducción muy alta, relajada y con la espalda recta. ¿Objetivo? Más comodidad, ya que el recorrido era largo y muy rodador.

Si hubiésemos optado por llevar alforjas, incluso la horquilla tiene agujeros para fijarla a tal fin o para instalar bolsas bikepacking. Para la hidratación, también hay puntos de fijación en el marco para dos bidones. Y en el exterior del tubo inferior hay espacio para un tercero, si es necesario.

Y seguimos hablando del marco, porque nos parece que esta gravel tiene el punto más importante en la estructura base. Estamos ante un cuadro de carbono compuesto que pesa 160 gramos menos que el cuadro Revolt de la generación anterior, dice la marca.

Notamos que los tirantes son más delgados y bajos, para tratar de absorber un poco más los impactos y vibraciones provenientes del terreno.

En cuanto a la geometría, sin entrar en medidas y detalles, tenemos la sensación de que la rueda trasera se coloca literalmente debajo del sillín, lo que nos da una buena tracción, sobre todo en subida. Hay rigidez de sobra  y que aporta una gran eficacia en el pedaleo.

¿Flip-Chip “Gravity”?

Mientras examinamos el cuadro, encontramos lo que Giant llama un chip invertido: Hemos encontrado este tipo de sistemas en bicicletas de suspensión total de mtb, pero en este caso es literalmente un flip-chip en la puntera trasera.

Este es un ajuste que se puede realizar rápida y fácilmente para ajustar la bicicleta al enfoque que quiera dar cada ciclista. Tiene dos posiciones posibles y, al estar en la puntera trasera, permite cambiar la distancia entre ejes de la bicicleta. Y no solo eso: también te permite incorporar un amplio número de neumáticos….

Este chip invertido, a cada lado de la puntera trasera, se puede configurar en dos posiciones; una pieza de “hardware” que se puede quitar y voltear para una configuración larga o corta. Para ello, se utiliza una llave hexagonal de 5 mm.

En la posición corta, la distancia entre ejes se queda en 1.026 mm en la talla M y la holgura de rodadura del neumático es de hasta 42 mm; en la posición larga, la distancia entre ejes crece 10 mm (1.036 mm en la talla M) y obtenemos espacio adicional para un neumático trasero de mayor diámetro, hasta 53 mm.

¿Qué notas diferente?

Con la distancia entre ejes más corta, notamos un manejo más rápido y ágil. Esta es una excelente opción para terrenos mixtos, que combinan caminos pavimentados con grava y terrenos suaves y rápidos. La sensación de respuesta, combinada con neumáticos de menor diámetro (y menos peso), hace que esta configuración sea una opción inteligente cuando la velocidad, la eficiencia y el manejo rápido son lo más importante.

En la posición larga, la distancia entre ejes más larga agrega estabilidad, pensando en el terreno “difícil”. Con más espacio libre para el neumático trasero (hasta 53 mm), podemos instalar neumáticos de gran volumen para una mayor tracción y control. Una buena opción para recorridos y rutas que pueden incluir descensos rápidos y sueltos y subidas complicadas fuera de la carretera.

Curiosamente, fue después de la larga ruta por los senderos de Fátima que decidimos cambiar la configuración de la bicicleta, ya que las experiencias se basarían entonces en vueltas más cortas, rápidas y con aires vigorosos en terrenos mixtos.

Movimos los tres espaciadores a la parte superior de la potencia/manillar, cambiamos el flip-chip de la puntera trasera a la posición corta y comenzamos a andar con menos presión en los neumáticos, esto además de algunos otros ajustes más pequeños y menos decisivos en la experiencia de conducción.

El control de la Giant Revolt cambió y nos quedó una “máquina” más ágil, precisa y receptiva con un enfoque más agresivo. “Devoradora de caminos de tierra”, pero sin defraudarnos en el asfalto y en subidas cortas y rápidas, siempre a ritmos elevados.

La bici ‘dócil’, cómoda y amigable para el bikepacking de antaño se ha convertido en un auténtico ‘bicho’ de la competición.

Estábamos muy entusiasmados con la versatilidad de esta Revolt: con pequeños ajustes te configuras una Gravel a medida…

¿No sería mejor un solo plato?

No lo sabemos a ciencia cierta… La transmisión que monta esta versión de la Revolt es la Shimano GRX RX-810 de 11 velocidades, con cassette Shimano 105 11×34 y doble plato de 32×48. La robustez y eficiencia a la que nos viene acostumbrando el fabricante japonés está bien presente en este conjunto.

Aunque estamos acostumbrados a los sistemas monoplato, la adaptación a este sistema 2x fue rápida. En subida no tenemos diferencias respecto a un sistema de monoplato “tradicional”, digamos: 34 en el cassette y 32 en los platos y bielas será el ratio “más ligero” para ayudarnos en las subidas, y las rampas de grava de hasta alrededor del 15% no son problema.

Es rodando y bajando, es decir, en carretera, cuando tenemos ganancias “reales” con este sistema 2x: 11 en el cassette y 48 en los platos y bielas, muy cercano al ratio de una bicicleta de carretera, nos permite rodar con facilidad más de 60 km/h.

Para una mayor polivalencia, es decir con alforjas de viaje (y peso extra), recomendamos un cassette con mayor amplitud, para ayudar en esa subida más complicada que aparece cuando menos lo esperamos…

Control ajustado

Las ruedas son de fabricación propia: unas Giant P-X2 Disc, tubeless ready y preparada para neumáticos de hasta 53 mm. Están en línea con lo que cabría esperar de una rueda de aluminio: robustas, fáciles de rodar y razonablemente ligeras. No deberían dar a los bikepackers ningún problema con el montaje de las alforjas, y el peso adicional que conlleva.

En estas ruedas también se montan neumáticos de la marca, unos Giant CrossCut AT 1, 700x38c, tubeless.

Honestamente, creemos que los neumáticos se quedan un poco cortos cuando tratamos el componente todoterreno; se sienten demasiado rígidos. No comprometen sobre asfalto, con buen comportamiento de rodadura.

A la hora de frenar, que siempre es importante en una Gravel de estas características, el sistema es Shimano. Los frenos son los Shimano BL-RX600 (las palancas) y RX400 (los discos).

Cumplen a la perfección su función, deteniendo la bicicleta de manera eficiente, con una frenada siempre modular, capaz, pero sin ser brusca. Discos de 160 mm tanto delanteros como traseros. Notamos en nuestra prueba una ligera decoloración del disco trasero sin que, sin embargo, se haya deformado.

‘Cockpit gigante’

El manillar de 44 cm (en talla M) se fija a la bicicleta mediante una potencia de 8 grados y 70 mm de largo, ambos fabricados en aleación de aluminio y suministrados por Giant. En general, esta ‘cabina’ ayuda a que el conjunto funcione como un todo: es muy sutil su aplomo gracias ala tecnología D-Fuse empleada en el manillar que ayuda a absorber impactos y vibraciones.

Necesitábamos un tiempo para adaptarnos a este componente, ya que el formato no es muy convencional, a pesar de cumplir en cierto modo la función de absorber las irregularidades y brindar cierta comodidad. Pero tampoco esperes registros de absorción impresionantes…

El sillín es un Giant Approach, no es pesado y es bastante cómodo. Con ranura prostática, posee un look moderno y sencillo que no se queda atrás de otras ofertas más caras. Uniéndose al cuadro hay una tija de sillín de carbono Giant D-Fuse con un retroceso de 14 mm. El tornillo de sujeción se encuentra en el tubo superior, ingeniosamente oculto por una pequeña pieza de plástico.

Te dejamos este vídeo donde apreciar todos los detalle de la Revolt Advanced 2…

 

Nuestra reseña

La Giant Revolt Advanced 2 2022 es una bicicleta que… primero se te hace extraña, para posteriormente ‘imponerse’ en el camino. A primera vista, tenemos una “máquina dócil” para bikepacking, con todos los anclajes necesarios para la carga y los bidones, con una posición de conducción alta y un ‘set up’ cómodo…

Casi no nos damos cuenta de los 120 km de caminos que recorrimos. Incluso con mochila, el viaje es cómodo.

Una vez que se cambia la configuración, la bicicleta se transforma y el ADN de carreras es evidente: tenemos una devoradora de carreteras y asfalto, sin concesiones. Quien busque una máquina en la que la versatilidad sea la consigna, sin duda debería echar un vistazo a esta propuesta de Giant.

Equipamiento usado

Un apunte rápido a los artículos de equipamiento que nos prestó Giant para probar esta Giant Revolt Advanced 2 2022, todos ellos a la altura de cumplir con la “misión” que es un buen día de Gravel:

Puntos a destacar…

  • La polivalencia de la bicicleta, en general, que puede cambiar su “personalidad” según lo que queramos hacer con ella. El sistema ‘flip chip’ nos ayuda con la tarea.
  • La calidad del cuadro, de buen carbono y con un aspecto muy moderno.
  • El conjunto tija/sillín, adecuado al precio de la bicicleta y al tipo de uso.

Puntos a mejorar…

  • El ‘cockpit’ de la Giant D-Fuse puede no ser tan aerodinámico como otras opciones de las bicis de la competencia y trae algunas dificultades de adaptación.
  • Los neumáticos Giant CrossCut AT merecen una mejora, algo que depende de cada usuario, por supuesto.

Especificaciones de la Giant Revolt Advanced 2 2022:

Cuadro: Carbono compuesto de grado avanzado, puntera ‘flip chip dropout’ // Transmisión: Shimano GRX RX 810 2×11 (Platos: 32/48 – Cassette: 11/34) // Frenos: Shimano GRX RX-400 // Ruedas: Giant P-X2 // Neumáticos: Giant CrossCut AT 1, 700x38c, Tubeless // Sillín: Giant Approach // Tija: Giant D-Fuse // Manillar: Giant Contact XR D-Fuse // Peso: 8,11 kg (oficial); 9,2 kg (verificado por GoRide, con pedales) // Precio: 2.849 euros

Más info en…Giant Revolt Advanced 2

Galería de fotos en acción (clica en ellas para aumentarlas)

Galería de fotos estáticas (clica en ellas para aumentarlas)

En esta prueba:

  • Texto: Nuno Granadas y Jorge D. Lopes
  • Vídeos y fotos: Jorge D. Lopes
  • Rider en acción: Nuno Granadas

Jorge Lopes
Con más de quince años de experiencia en la creación y edición de contenidos en diversas áreas, es un adicto al deporte y, por supuesto, a la bicicleta. ¡Pero rara vez está en forma! Uno de los mentores del proyecto GoRide.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!