En una bicicleta BMC siempre hay “detalles” que “se apartan” un poco de lo normal y que nos hacen tener sensaciones diferentes. Más aún cuando hablamos de una MTB rígida que está especialmente optimizada y construida para ir rápido por los caminos.

Y cuanto más técnicos y exigentes sean, mejor, porque esta BMC Twostroke 01 ONE 2022 se adapta a ellos de una manera increíble. Posee una geometría “al ataque” (ligeramente diferente), robustez, ligereza. Vamos a ello.

 

No hay otra forma de empezar este repaso que no sea hablando del cuadro fabricado con el carbono premium del fabricante suizo, la tecnología Tuned Compliance Concept XC, algo que contribuye enormemente a que la bici sea ligera, tan ligera como lo son las rígidas de gama alta. En la báscula marca 9,90 kg con pedales (rango medio) instalados.

Entonces, basta con mirar la imagen de arriba para notar la geometría tan particular de esta BMC, con un diseño atrevido que la marca asume a la perfección.

“Se trata de un cuadro muy alargado y bajo, que nos acerca al suelo y con un centro de gravedad más bajo.”

Entre otras cosas, esto se debe a un ángulo de dirección muy “abierto” de 67 grados y un ángulo de 75 grados en el tubo del asiento.

¿Qué supone esto en el pilotaje de esta montura? No sabemos con certeza si cambia algo profundamente en el rendimiento en comparación con otras rígidas de alta gama, porque en estos niveles de calidad es complicado de saber… Pero sabemos que durante las primeras vueltas todavía nos estábamos acostumbrando a una posición más agresiva de lo habitual.

Después de este tiempo de adaptación, que ni siquiera es tan largo, podemos empezar a entender lo que sucede.

“La BMC Twostroke 1 ONE se conduce rápida y sube muy bien.”

Además de ser ligera, tiene una geometría pensada para progresar rápido y tener tracción, sin perder ni un vatio de la potencia que podamos generar. El tren delantero es fácil de levantar y colocar, la dirección “lanzada” lo permite y, sin embargo, tenemos tracción en casi todo momento. Genial.

Así que esta BMC es muy rápida en los singletracks. Rueda y sube muy bien, incluso aún con un plato de 34t instalado en el juego de bielas (allá vamos…), y no es un problema incluso cuando no andas muy en forma…

En las bajadas, al ser una rígida, trae limitaciones, pero no más que las que sentimos en cualquier bicicleta de este segmento. El cuadro es rígido, con ruedas igualmente rígidas (ya hablaremos de ellas…), desciende mejor en manos de quien desciende bien. Cualquiera que no baje tan bien tiene que tener más cuidado…

Además de eso, la parte estética, que tampoco podemos dejar de mencionar. Se trata de una hardtail muy bonita, en este caso en tonos rojos vivos, y tanto los periféricos como el cuadro presentan detalles muy bien logrados:

Los cables que van por el interior, la integración en la dirección, la protección del cuadro en las vainas y en las zonas donde el manillar puede golpear al girarlo, la ingeniería en la conexión de las vainas al tubo del sillín…

El manillar BMC MFB01 Carbon es fantástico, mide 760 mm y se ajusta como un “guante” a las pretensiones de esta bici…

De hecho, podemos continuar la conversación hablando de los principales periféricos. Y aquí cabe mencionar la dirección, formada por una elegante y eficaz combinación entre la potencia BMC MSM01 y el manillar BMC MFB01 Carbon.

Este en concreto es fantástico, mide 760 mm y se ajusta como un “guante” a las pretensiones de esta bicicleta. A estos elementos ligeros se suma la también ligera tija de sillín BMC Twostroke 01 Premium Carbon D-Shaped (la D-Shaped proviene de la forma del tubo, que no es circular, por así decirlo).

Entonces, para dar armonía a una “máquina” de este nivel, se necesitan componentes a la altura del cuadro. Y aquí llega la tripleta “maravillosa” basada en la última versión de la suspensión RockShox SID Select+ de 120 mm, ruedas equilibradas DT Swiss X 1700 de 25 mm (menos de 1.800 gramos el par…) y el siempre interesante grupo transmisión electrónico Sram GX Eagle AXS.

Sram GX Eagle, ¡pero el AXS!

Y no hay duda de que, aun sabiendo que este conjunto está un poco por debajo del tope de gama, siempre es divertido usar el GX Eagle AXS. Cambios inmediatos, fluidos e impecables.

Después de unos kilómetros de prueba, un choque provocó un golpe en el desviador y dobló la puntera. La única consecuencia fue un desajuste que se corrige de la misma forma que en un sistema mecánico convencional.

Total de kilómetros recorridos con una batería: 487

Recuerda, eso sí, el principal inconveniente de un sistema electrónico, del que fuimos “víctimas”: la posible falta de batería en el cambio. Como estábamos viendo cuántos kms podía “aguantar” la batería después de la carga inicial que le dimos, partimos para la prueba Alvalade-Porto Covo-Alvalade con el ‘semáforo rojo’ ya parpadeando.

Resultado: en el km 30 nos quedamos sin energía y con la cadena “pegada” en la marcha diez del cassette. Seguimos rodando, llegamos al final sin ningún problema, subiendo alguna que otra subida con la bici a la espalda (¡menos mal que es ligera!). Total de km recorridos con una batería: 487 km.

Por lo demás, en este capítulo de la transmisión, nos gusta el plato de 34d, es adecuado para el tipo de bicicleta, y ahí atrás hay un cassette Sram GX 10-52d que sabemos que es algo pesado y tal vez “merecedor” de cambio por uno más ligero cuando termine su vida útil.

En cuanto a la suspensión, en cambio, no nos hemos extendido, ya que es de sobra conocida la capacidad de esta SID para desenvolverse bien en cualquier tipo de terreno, con buenas lecturas y reacción ante los obstáculos. No hay sorpresas.

Sorpresa fueron las ruedas, de la DT Swiss X 1700, que nos dejaron con la “mandíbula baja” por una razón sobre todas las demás: siguen impecables incluso después de una buena dosis de km hechos sobre las piedras sueltas de Montejunto.

Buena elección de BMC para esta versión de la Twostroke, sin duda: rígidas, ligeras… Las acompañan unos neumáticos Vittoria Barzo 2.25 que son mejores para rodar que para dar tracción cuando el suelo está mojado o suelto…

Queda por hablar de los frenos, y aquí tenemos un pequeño inconveniente. Aunque toda la gama Level siempre rinde con eficacia, en este caso de la BMC Twostroke 01 ONE que probamos nos quedamos con la sensación de que este conjunto TLM era demasiado “esponjoso” para nuestro gusto, ralentizando demasiado las frenadas y generando un ruido considerable.

Afinamos el sistema lo mejor que pudimos, pero si hubiéramos tenido un poco más de tiempo con la bicicleta, seguramente pasaríamos a cambiar las pastillas y el líquido, con el ajuste final respectivo, para ver si la situación mejoraba un poco.

Aun así, no podemos decir que la frenada fuera mala en ningún momento. Con disco trasero de 160 mm y 180 mm en la parte delantera.

Casi perfecta…

Entonces, ¿qué pasa? ¿la bicicleta no tiene cosas malas?, se pregunta uno de este lado… Hay pocas. Pagando 5.499 euros, en este caso, qué bueno que no sean demasiadas. Pero podemos enumerar tres o cuatro aspectos que no nos gustan, uno de ellos provocado por la geometría y el resto por elementos del montaje. Primero, los puños originales, que rápidamente cambiaríamos por unos de silicona más suaves y cómodos. Estos no nos gustan.

Relacionado con esto, en cierto modo, notamos cierto “cansancio” en las palmas de nuestras manos cuando pasamos el umbral de los 100 km en la misma vuelta, algo que asociamos con el hecho de estar demasiado inclinados hacia adelante, a pesar de no ser una bicicleta incómoda. Pero es cuestión de acostumbrarse, estamos seguros.

Por otro lado, tampoco nos gusta el sillín Fizik Antares R7 que viene con la Twostroke y recomendamos sustituirlo. No incluye la apertura prostática requerida, es demasiado “plano” y duro, sin capacidad de adaptarse a nuestras “curvas”. ¡Actualización inmediata, por favor!

Algunos aspectos destacados:

‘Cockpit a punto’

Con un tren delantero muy bajo, manillar anchos y una potencia relativamente corta (ver texto principal), tenemos una posición de conducción muy ‘racing’ que nos deja listos para afrontar cualquier ‘cosa’ que aparezca en los caminos.

Batería AXS protegida

Como también comentábamos anteriormente, en caso de caída que pudiera afectar al desviador, podemos estar tranquilos: esta GX AXS viene con la batería protegida por la jaula que caracteriza a esta versión de transmisión electrónica de Sram.

Para retirar la batería para recargar, tenemos que quitar temporalmente esta protección, un proceso que es muy sencillo y rápido de realizar.

Guíacadenas

Algo que agradecemos en cualquier bici y que ayuda a mantener la cadena en su sitio cuando los senderos están más “movidos” de lo normal…

Espacio libre de 58 mm

Las vainas tienen un diseño muy interesante en este cuadro de la BMC Twostroke, y podemos instalar cubiertas de MTB tan anchas como queramos, básicamente, ya que hay mucho espacio disponible.

Puntos a destacar…

  • La geometría “agresiva” de la bicicleta, que difiere ligeramente de lo que vemos en las rígidas de competición.
  • El sistema Sram GX Eagle AXS siempre es un gran activo, aunque solo sea por la diversión que brinda en cualquier tipo de uso y entorno.
  • Las ruedas DT Swiss X 1700 son una bonita opción dentro del catálogo de este fabricante y funcionan bien en esta combinación de componentes para XC.
  • Elementos como el manillar, la potencia y varios detalles de diseño e ingeniería en el cuadro.

Puntos a mejorar…

  • Algunos periféricos como el sillín y los puños, por ejemplo, deberían dejar paso a modelos más capaces para estar en una bici top como esta.
  • El precio por encima de los 5.000 euros siempre es algo que pensamos que se puede mejorar, ¿no? La esperanza permanece…
  • El período de adaptación al que nos puede someter este cuadro y esta geometría. Pero ojo: puede que no le pase a todo el mundo, no es mucho tiempo, y después de esos kms ¡realmente tenemos una bici que es una ‘máquina’!

Ficha técnica BMC Twostroke 01 ONE 2022:

Cuadro: BMC Twostroke 01 Premium Carbon – Tuned Compliance Concept XC // Horquilla: RockShox SID Select+ 120 mm // Transmisión: Sram GX Eagle AXS (Plato 34d – Cassette 10-52d) // Frenos: Sram Level TLM // Ruedas: DT Swiss X 1700, 25 mm // Neumáticos: Vittoria Barzo 2.25 // Sillín: Fizik Antares R7 // Tija de sillín: Tija de sillín Twostroke 01 Premium Carbon Shape D // Manillar: BMC MFB01 Carbon 760mm //  Peso (oficial): 9,83 kg // Precio: 5.499 euros

Más info en…BMC Twostroke 01 ONE

En esta prueba:

  • Texto: Jorge D. Lopes
  • Vídeos y fotos: Jorge D. Lopes
  • Rider en acción: Nuno Granadas

Galería de fotos estáticas (clica en ellas para aumentarlas…)

Galería de fotos en acción (clica en ellas para aumentarlas)

También te puede interesar leer en GoRide…

¡A prueba! BMC Roadmachine 01 Two 2022 (¡con vídeo!)

 

Jorge Lopes
Con más de quince años de experiencia en la creación y edición de contenidos en diversas áreas, es un adicto al deporte y, por supuesto, a la bicicleta. ¡Pero rara vez está en forma! Uno de los mentores del proyecto GoRide.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!