No lo dudes: cuando se trata de competir en pruebas cortas tipo XC o de larga duración como las Maratón en la bicicleta de montaña o, como ya habrás observado, para ganar grandes rondas en el ciclismo de ruta, la mayoría de ellas se ganan (o se pierden) cuesta arriba. Pero, ¿es realmente posible aprender a disfrutar de la escalada? Especialmente para aquellos que no son escaladores naturales, hay una serie de secretos que pueden ayudar, y mucho: concentración, trabajo, entrenamiento, disponibilidad física y mental.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Con la evolución de la tecnología (bicicletas más ligeras, más ágiles y más rígidas), las subidas parecían que se iban “aligerando”. Sin embargo, no todo el mundo comparte esta “pasión” por una buena escalada. Para aquellos que quieran sacarle el máximo partido a una escalada en bicicleta, existen varias formas de “afrontar” (y mejorar …) una escalada. Aquí te dejamos cuatro ideas que pueden ayudar a aprender a disfrutar de la escalada.

Recomendaciones o pautas para aprender a disfrutar de la escalada

Algo importante antes de ahondar en ello: la forma en que se ve una escalada varía de un ciclista a otro, ya sea en la montaña o en la carretera. Aprender a identificar lo que funciona mejor para cada uno de nosotros tendrá el poder de ayudarnos a comprender qué es lo más importante y lo que funciona de manera más positiva. Empecemos por la parte racional…

1. Los datos como motivación

Usas un “cuenta kms”, ¿verdad? O un GPS o un ciclocomputador. ¿Sensor de frecuencia cardíaca? ¿Mides la cadencia, la fuerza del pedaleo, etc.? Y luego, suponemos, te pasas unos minutos analizando e interpretando los datos. Recopilar y analizar correctamente estos datos puede ayudar a mejorar el rendimiento en una escalada: tramo más largo, parte más técnica (y dolorosa), rampa larga y constante, ascenso con tierra suelta… Hay toda una serie de factores a recoger, analizar e interpretar.

Lo mejor es que posteriormente podremos utilizar esta información para adaptarnos y así mejorar y optimizar nuestro rendimiento. Y repetimos todo para que sirva de prueba en la próxima subida. Con la entrada de esta valiosa información, recopilada en sesiones de entrenamiento cuidadosamente monitoreadas por ejemplo, dónde se fue más rápido, dónde se gastó más energía, dónde el esfuerzo fue mayor, en qué intervalos de temperatura la eficiencia fue mayor….

Todo esto puede brindarle comentarios valiosos para hacer que el proceso sea más eficiente. Y esto sirve para aprender a disfrutar de las escaladas y, además, de forma eficaz. Al analizar todos los datos, te volverás más competitivo en las subidas mientras evalúas todos los elementos tácticos. Estudiar y evaluar un ascenso a menudo te ofrece un desafío constante y un medio de crecimiento atlético y de técnica personal.

Y esto nos lleva al siguiente enfoque, relacionado con el perfil competitivo de cada uno de nosotros.

2. ¿Pierdes? ¡Ni al parchís!

Más que simples formas de competir con otros ciclistas, las subidas son un gran “lugar” para ir más allá de tus propios límites y competir con nuestros propios tiempos. Mejorar y progresar. Para aquellos que son intrínsecamente competitivos pero temen arriesgarse a ir cuesta abajo, lo que cuenta es subir.

“Pilotar” con espíritu competitivo está relacionado con la condición general del ciclista en la bicicleta de muchas maneras. Cuanto más en forma estés, más rápido escalarás, y esa habilidad se extiende automáticamente a todos los demás aspectos de la “diversión competitiva” que pueden ser las salidas.

Las escaladas alimentan a los atletas competitivos. Si bien algunas bicicletas actuales ayudan mucho, no hacen el trabajo solas. Para aquellos que realmente viven para ganar, las escaladas ofrecen una oportunidad perfecta para encontrar la línea de escalada más rápida y limpia.

Entonces, ¿qué significa esto? Que debes aprovechar todo tu perfil competitivo para aprender a disfrutar de las escaladas. Especialmente si no te va bien bajando, apuesta por las partes de subida para ganar a quien vaya contigo. Crea un ambiente competitivo saludable y “disfruta” viendo cómo los demás se quedan atrás mientras el camino se desarrolla cuesta arriba. Esto te “empujará” a ti, a tus colegas y / o oponentes, y hará necesario que todos os entrenéis en la este ámbito. Cuando veas resultados, todo será aún más fácil y placentero

3. ¿Subir para quemar calorías?

Esta es otra forma de aprender a disfrutar de las escaladas: metiéndonos en la cabeza que las subidas nos permite gastar más calorías montando en bicicleta. Y así es, efectivamente. Si pasas la mitad de tu salida escalando, el entrenamiento va a ir dando sus frutos. Un sensor de frecuencia cardíaca es esencial para este ejercicio. Además: en aquellas ocasiones en las que el tiempo para pedalear es limitado, centrarse en hacer subidas es una forma rápida y sencilla de quemar calorías.

Apostar por las subidas y repeticiones de esas subidas hará que quemes más calorías que en cualquier sendero llano o de descenso, garantizado. Los entrenamientos cuesta arriba cortos y de alta intensidad durante la semana funcionan mejor que un entrenamiento de fin de semana largo y poco exigente. Si vives en un lugar donde la subida más larga dura solo dos minutos, intenta repetirla diez veces.

“Forzar las bielas” cuesta arriba no solo quema calorías y desarrolla músculo. También revela la adaptación y resistencia del cuerpo al esfuerzo. En senderos más empinados y largos, podemos hacernos una idea de hasta dónde podemos llegar y dónde está nuestro límite de tolerancia al esfuerzo.

La mejor parte es que tus límites no son estáticos, cambian con el trabajo. Aprender cuánto tiempo puedas escalar antes de llegar al agotamiento ayuda mucho a programar aventuras épicas, vueltas más largas. Y tal vez te ayude a volver a casa en esas salidas en las que el regreso fue un poco más largo y más difícil de lo esperado.

Cuanto más escales, mejor entrenado estarás para escalar, es así de fácil. Y cuanto mejor te vuelves, más disfrutas estando en esa forma física. Es un círculo vicioso (positivamente hablando, claro).

4. Sube para mejorar la técnica

Además de fuerza y ​​concentración mental, una buena escalada, especialmente en bicicleta de montaña, requiere técnica. A nivel cardiovascular, es más fácil poner a prueba tus límites en las subidas, además de mejorar tu resistencia al esfuerzo. Los atletas de descenso y enduro profesionales incluyen el entrenamiento cuesta arriba en sus entrenamientos para medir y mejorar la capacidad de respuesta del cuerpo al esfuerzo extremo.

Pero cuando se trata de entrenamiento técnico, es preferible elegir recorridos con muchas subidas. Siempre que la mitad de esas partes sean esencialmente técnicas, por supuesto.

Ante “el juego estratégico” que suponen las piedras y los obstáculos, es fundamental anticipar la elección de la trayectoria ideal para que no pierdas tracción ni malgastes energía. Escalar senderos técnicos muy exigentes, con raíces y rocas, generalmente te proporciona un amplio apoyo para un desarrollo técnico del entrenamiento.

Las sesiones en serie, repetidas en un sendero técnico ascendente, ayudan a mejorar la eficiencia, a aumentar la confianza. O simplemente a encontrar la forma más rápida de llegar a la cima de la colina. Siempre hay un camino más, una trayectoria más: entrenando en estas condiciones, estás mejorando en dos “frentes”: en las subidas y en la técnica. Y eso trae resultados y, sobre todo, gusto por tu deporte favorito.

¿O no te sientes bien cuando finalmente logras escalar esa parte más técnica sin bajar de la bicicleta o sin poner un solo pie en el suelo? Entrenar, trabajar, entrenar…

Si crees que la motivación y la escalada son dos conceptos difíciles de conciliar, desde GoRide te decimos que puedes cambiar esa percepción.

Cuanto más subas, mejores serán las sensaciones y, finalmente, la necesidad de volver a subir probablemente aumentará. A medida que tu cuerpo se adapta a esto, obtienes más músculo, una reducción de la grasa corporal y la capacidad de pedalear con más fuerza cuesta arriba y con menos esfuerzo en los segmentos técnicos.

El gran “problema” es que, para obtener la recompensa, se necesita mucho trabajo… Así que, ¿a qué estás esperando para empezar?

GoRide Team
Todo el equipo de GoRide alimenta este sitio como si no hubiera un mañana :) ¡Preferimos todo lo que implique divertirse en bicicleta!

    ¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!