Varios han sido los intentos por parte de los fabricantes de introducir horquillas invertidas en el mountain bike pero al final acaban por ser desterradas en el olvido a favor de las convencionales.

PUB
Spiuk All Terrain Winter 2022

Existen fabricantes minoritarios (artesanales, exclusivos, como quieras llamarlos) que, para diferenciarse y aportar un “plus” a su imagen de marca, siguen investigando y desarrollando este tipo de horquillas, pero las marcas más generalistas siguen sin aportar por ellas…

Quizás el último ejemplo en este aspecto fue la popular horquilla Rock Shox RS1 que llegó al mercado como una revolución y en apenas un par de temporadas acabo siendo relegada al baúl de los recuerdos…

Es cierto que en horquillas de enfoque “Gravity” como el DH sí que podemos encontrar algunos ejemplos de este tipo de horquillas.

A continuación vamos a tratar entender el por qué estas horquillas, a pesar de las numerosas virtudes que presentan, no logran hacerse un hueco en el mundo del Mountain Bike…

¿Qué beneficios nos aporta una horquilla invertida?

Antes de entrar en los posibles ‘peros’ que existen y por los que creemos que no llegan a levantar el vuelo, vamos enumerarte las ventajas que aporta su diseño invertido:

1.La ventaja más potente que posee, y que en el fondo es la razón de ser de estas horquillas es la gran manejabilidad que presenta; y es que el hecho de que las botellas estén en la parte superior (junto al tubo de dirección y evidentemente alejadas del eje de la rueda) hace que el peso tenga menos influencia a la hora de mover la dirección, aumentando la rapidez de reacciones. En horquillas invertidas de DH, la rigidez es muy alta al tener una doble pletina que abraza las botellas (y no las barras como en las convencionales).

2.La lubricación de los componentes y de las barras suele ser mejor al estar las botellas en la parte superior, ya que la propia gravedad hace que los aceites puedan ir más en contacto con gran parte de los componentes.

3.Por otro lado, y aunque es un motivo menor, se protegen mejor los retenes de la suciedad.

Desventajas de las horquillas invertidas

¿Han sido suficiente las ventajas mencionadas para contrarrestar las desventajas que tienen estas horquillas? Es la pregunta del millón y creemos que solamente los propios técnicos que diseñan suspensiones podrían responder con total credibilidad.

Pero si nos atenemos al éxito que han tenido unas u otras, desde nuestra humilde opinión entendemos que las horquillas invertidas tienen aún mucho camino que recorrer para sustituir a las convencionales (o al menos convivir de tú a tú con ellas).

Podemos resumir las desventajas principalmente en tres apartados:

1.El primero es la menor rigidez que por diseño tienen este tipo de suspensiones (no hablamos de las de doble pletina) ya que es físicamente imposible introducir un arco de refuerzo entre las botellas como si hacen las convencionales.

2.Esta falta de rigidez obliga a sobredimensionar distintos elementos a lo largo de la horquilla (ejes de rueda, puente…) lo que hace que, por norma general, el peso de estas suela ser bastante mayor que el de una horquilla convencional.

3.Altos costes de producción: que una marca parta casi desde cero para diseñar y producir una horquilla invertida, a día de hoy, puede ser una jugada suicida por el alto coste que supondría… y la inmediatez de resultados que se pide en cada producto lanzado al mercado hace que, de momento, las grandes marcas sigan confiando en sus productos (las convencionales) que, por otro lado, siguen ofreciendo un resultado sin tacha.

¿Ha habido algún producto que haya triunfado?

En el mercado siguen existiendo opciones invertidas (pocas): en el ámbito del DH hay opciones más o menos artesanales, quizás las más llamativas (y conocidas) sean la Emerald de DVO y la Dorado de Manitou: en este tipo de horquillas es más fácil aprovechar sus virtudes porque su diseño con doble pletina permite disponer de la suficiente rigidez sin tener que sobredimensionar elementos…

Pero posiblemente el producto más exitoso haya sido la Lefty de Cannondale: su primitivo diseño (era aparatosa, con la doble pletina que aportaba rigidez) suponía un peso extra que, en la última versión, la Lefty Ocho, ha ido disminuyendo por la pérdida de dicha pletina: la verdad es que es una obra de ingeniería ya que, al diseño invertido, se suma el ser monobrazo….

Fotos: DNM // DVO // Intend // Manitou-Hayes // Cannondale

Más info en…

 

 

José Escotto
¡El responsable de GoRide España! No falta experiencia en el área de la bicicleta (y el deporte en general) y mucho menos entusiasmo a la hora de difundir las últimas novedades sobre ciclismo y BTT.

¡TAMBIÉN TE GUSTARÁN ESTOS!